Buscan beneficiar a 15 mil indígenas

Metrópoli 18/06/2014 00:48 Actualizada 03:30

La Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) en Querétaro arrancó obras por 115 millones de pesos en los municipios de Tequisquiapan, Colón y Peñamiller, donde construirán caminos que conectarán a 70 comunidades.

El beneficio será para 15 mil indígenas con obras de movilidad pero también para obras de agua y luz, informó el delegado de la CDI en Querétaro, Aurelio Sigala Paez.

“En Tequisquiapan son dos obras, dos caminos, más o menos son 30 millones, el municipio que más recurso para pueblos indígenas es Peñamiller, tiene 52 millones de pesos, principalmente agua, luz y caminos, en Colón son 35 millones de pesos y ahí tienen algunos caminos, agua potable y la segunda etapa del alcantarillado del Zamorano”, desglosó Sigala Paez.

Buscan pavimentar vías

Detalló que si bien la prioridad es dotar a las comunidades indígenas de servicios básicos de agua y luz para abatir el rezago, hay localidades que tienen caminos inaccesibles en tiempo de lluvias, se descomponen, se deslavan y se deterioran, por lo que se hace necesario invertir en pavimentación y empedrado.

“Llevarles un camino significa llevarles un avance en todos los aspectos de la vida comunitaria, desde los estudiantes que salen en sus vehículos hasta gente que sale a comerciar o a traer productos, algún albergue, servicios médicos, un camino trae desarrollo a la comunidad”, externó el delegado.

Sigala Paez informó que la CDI en Querétaro tiene una inversión programada de 520 millones para éste 2014, de los cuales 470 son para obra pública de tipo social y el resto para proyectos productivos.

60% del recurso, para agua y luz

Del total de presupuesto para obra pública, informó el delegado, el 60% se invierte en obras para dotar a la población indígena de agua, luz y alcantarilado.

“El 60% o 70% de ese recurso va a agua y luz, luego en ese orden sigue alcantarillado y, hasta el último, caminos, lo demás son proyectos productivos. Faltan ampliaciones, las comunidades han ido creciendo lo que hacemos son mas ampliaciones que introducción nueva de servicios”, abundó.

Enfatizó que el 90% del recurso ya se ha licitado y que todas las obras y programas en ejecución, por parte de la CDI deberán terminarse antes del 31 de diciembre, aunque para el caso de obra pública el plazo máximo fijado es noviembre.

“Todas las obras y proyectos deben terminarse antes del 31 de diciembre, para el caso de la obra pública estamos pidiéndoles que sea en noviembre, en el mes de octubre hacemos una valoración de todas las obras y aquellas que no logren cubrirse hasta ahí se va a llegar el recurso y se va a retirar”, detalló.

Finalmente, Sigala Paez refirió que la población indígena en el estado es de 75 mil personas asentadas en 286 localidades que se reconocen como indígenas.