Cierran escuela; piden mejores condiciones

Padres impiden actividades en Insurgentes Queretanos
Cierran escuela; piden mejores condiciones
Archivo/ EL UNIVERSAL
18/04/2018
03:23
Redacción Querétaro
-A +A

Padres de familia de alumnos de la escuela Insurgentes Queretanos, en la colonia Los Sauces, cerraron el plantel y exigieron a las autoridades de la USEBEQ mantenimiento para la escuela, pues salones y baños se encuentran en mal estado, además de pedir más seguridad, pues en una semana ha sufrido tres asaltos.

Por la mañana, padres de familia impidieron que las actividades se llevaran a cabo de manera normal, pues impedían el paso de alumnos y personal docente de la escuela. En las rejas se colocaron cartulinas con las principales demandas de los manifestantes.

Gabriela Santos, madre de un menor estudiante de esa escuela, narró que en la mañana, el plantel ya estaba cerrado, en exigencia de mayor seguridad y mejores condiciones del edificio.

Explicó que en una semana la escuela ha sido víctima de robos en tres ocasiones, además de que no cuentan con alumbrado ni un botón de pánico que les permita pedir ayuda de manera más efectiva.

Artículo
Luego del intento de secuestro de 5 niñas en Visthá, vecinos temen más delitos
Reforzarán la seguridad en SJR Reforzarán la seguridad en SJR

Comenta que las escuelas aledañas a la Insurgentes cuentan con alumbrado, menos su escuela que cuenta ya con poco más de 31 años de haberse construido. “Tenemos tres baños por turnos para 500 niños. La escuela se está cayendo a pedazos”.

Lo que pelean los papás, abundó, es que se le dé mantenimiento, incluso los tinacos tienen 30 años, los mismos que tiene de inaugurada la escuela.

Hasta la escuela, al conocerse la manifestación, se trasladó personal de la USEBEQ, que trató de gestionar una salida al conflicto, aunque no se les dio ninguna solución en concreto.

Gabriela Santos explicó que el botín que los ladrones se llevan son principalmente computadoras (los salones tienen una) mientras que el grueso de lo robado son objetos de los maestros, que usan para sus actividades diarias y consumir sus alimentos.

Por separado, otras dos mujeres señalaron que los robos a la escuela comenzaron hace cuatro años. En esa ocasión, los delincuentes se llevaron principalmente electrodomésticos de la dirección de la escuela, pues era en esa zona donde los maestros calentaban sus alimentos. En otra ocasión el botín fue la cooperativa de la escuela.

Apuntan que en la última semana fueron algunos equipos de cómputo, además de algunos daños materiales a la escuela, pues los criminales para ingresar rompieron las rejas de la escuela.

Narran que en los alrededores no hay alumbrado y la seguridad se ve en peligro, pues aunque hay muchos vecinos alrededor de la escuela “nadie vio nada”.

Minutos antes de las 11:00 personal de la USEBEQ acordó con los padres de familia arreglar los salones y baños, para comenzar el mantenimiento del plantel.

Comentarios