Toma PGR caso de policías detenidos

18/03/2013
03:06
-A +A

Será la delegación queretana de la Procuraduría General de la República (PGR) la que tome el caso de los policías que fueron detenidos por su presunta relación con delitos de narcomenudeo y robo de combustibles a Pemex, dio a conocer el titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado, Arsenio Durán Becerra.

Detalló que debito a que estos delitos son de carácter federal, será aquella dependencia la que atraiga el caso y deslinde responsabilidades.

“Nosotros los pusimos debidamente a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), que es la instancia para la persecución de este tipo de delitos que son de carácter federal”, indicó Durán Becerra.

Añadió que la PGR solicitó y obtuvo que un juez federal decretara que los imputados fueran arraigados para profundizar las investigaciones, con los que se tomarán medidas correspondientes de acuerdo al giro que vaya tomando el caso.

En un principio, la detención de los elementos policiales fue por delitos del fuero común como narcomenudeo, tema que ya quedó consignado ante el juez por parte de la PGJ, por lo que queda pendiente el tema de los robos de combustibles, que atiende en estos momentos la PGR.

El contexto

La semana pasada, El Universal Querétaro, le informó sobre la aprehensión de José Juan Sinecio Morales, elemento de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) de Corregidora, en posesión de 109 dosis de “cristal” que pretendía comercializar en la colonia Los Ángeles.

Esto llevó a la detención del Director de Seguridad Pública de Pedro Escobedo, Ricardo Rosas Morales.

Una vez que la Dirección de Investigación del Delito (DID), realizó estas dos aprehensiones y se siguió con las indagatorias correspondientes, se descubrió que otros tres elementos de la SSPM de Corregidora y uno más de la Policía Estatal, también podrían estar involucrados con los primeros arrestos, a los que se les sumó el cargo de robos de combustibles de Pemex y robo a casa-habitación.

Estos responden a los nombres de Martín Ricardo Núñez Reséndiz, Severo Alfonso Cuaxilo Solís, José Martín Martínez Ramos y José Gerardo Cano Téllez, respectivamente.

Según informó la procuraduría, entre las diligencias realizadas por la autoridad ministerial, se inspeccionó un sitio cercano a la Comunidad de Presa de Bravo, en el municipio de Corregidora, donde se localizaron tubos y mangueras en un área cercana a una sub-estación y ductos de Pemex.