15 / junio / 2021 | 08:41 hrs.

De cada 10 mil bebés en el mundo, cuatro sufren muerte súbita

Metrópoli 17/05/2014 00:56 Actualizada 03:30

De acuerdo con datos mundiales, de cada 10 mil niños nacidos, cuatro sufren muerte súbita o muerte de cuna, condición generada porque los bebés —en su mayoría menores de un año— dejan de respirar.

El secretario de Salud en la entidad, Mario César García Feregrino, expuso que esta condición es más común en niños con reflujo, por lo que recomendó a los papás y médicos vigilar esta problemática y seguir las recomendaciones para el cuidado de los bebés.

Esta muerte es común en los bebés menores de un año, con mayores riesgos durante los primeros cuatro meses; se trata de una condición sin causas aparentes pero sí existen factores que aumentan el riesgo de que esto suceda.

El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) se considera incluso común y es una de las principales causas de muerte en los bebés, aunque las tasas se pueden minimizar si se cuida de forma correcta a los menores.

Hizo un llamado a los padres de familia y médicos para que a los recién nacidos se les hagan los estudios y análisis pertinentes para descartar cualquier factor de riesgo especialmente cuando tienen reflujo o se acuestan de lado o boca abajo.

“Esta determinación de la muerte de cuna se puede dar de uno a cuatro casos por cada 10 mil nacimientos, no es algo nuevo, sabemos que mucho de esto se debe a problemas congénitos de reflujo, tienen el problema que los niños no se defienden estando boca abajo y sufren el problema de broncoaspiración”.

García Feregrino hizo estas referencias a propósito de la muerte de un bebé esta semana en la guardería “La Casa de los Peques”.

Sin conocer las causas reales del deceso, cuando se da una muerte de este tipo interviene el Ministerio Público para descartar cualquier responsabilidad, y no será hasta que se determine cómo fue la broncoaspiración o ahogamiento que se podrá saber si hubo o no responsabilidad de los adultos cuidadores.

Por ahora, explicó el secretario, su dependencia no tiene injerencia legal en lo que respecta a las guarderías, sin embargo tendrán facultades una vez que se procese la iniciativa de Ley de Guarderías que prepara el Poder Ejecutivo.

En ella, se pretende que la Secretaría de Salud participe activamente en la capacitación y revisión de protocolos en el cuidado de los menores, a fin de prevenir broncoaspiraciones; enfatizando que los bebés deben ser diagnosticados y acostados en una posición correcta.