15 / junio / 2021 | 06:55 hrs.

Asaltantes se burlan de la ley

Metrópoli 17/05/2014 00:40 Actualizada 08:56

Comerciantes de San Juan del Río han sido víctimas recurrentes de asaltantes cuyos atracos no superan el monto económico para calificar a su delito como grave, obteniendo su inmediata libertad luego de ser remitidos al Ministerio Público; estos delincuentes así burlan la ley y continúan operando alertan los afectados.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Eugenio Núñez Arteaga, consideró que existen “huecos” en la ley que permiten que estos asaltantes puedan ser puestos en libertad, sin embargo, víctimas de los atracos han identificado a delincuentes que en más de una ocasión los han asaltado.

“Los delincuentes ya saben cómo opera la ley, llegan a un comercio, asaltan a los propietarios por montos menores, sabedores de que podrán alcanzar fianza y no serán consignados, pero no se ha considerado que estos ladrones asaltan de la misma forma a otros cinco comercios por sumas mínimas, así burlan a la justicia”, dijo.

Aunque en 2013 fue aprobado por la legislatura local agravar el delito de robo a comercio, actualmente se establece que los atracos de esta índole ameritan cárcel para los responsables, solamente si éstos sustraen un monto equivalente a 300 salarios mínimos, es decir alrededor de 18 mil pesos.

El presidente de Canaco dijo que para los comercios, un asalto por 10 mil o 15 mil pesos representa una pérdida considerable y hasta el riesgo de la quiebra, la que los propietarios de un establecimiento deben cubrir gastos permanentes por rentas, compra de insumos que superan lo que en un día les puede quitar un asaltante.

“Para los comerciantes un robo de 17 mil pesos es mucho y los delincuentes además ingresan a un comercio abren las cajas, si ven que hay más dinero del que les permite la ley robar dejan la mitad y regresan al otro día a llevarse el resto, pueden robar de apoco tres veces por semana y así no se considera un delito grave”, aseguró.

Núñez Arteaga dijo que son los “farderos” los que afectan con más frecuencia a los comerciantes, aunque también han habido asaltos a mano armada por botines inferiores a los 3 mil pesos.