Clausura de antros desata polémica

Metrópoli 16/11/2012 05:56 Actualizada 05:56

Tras las acusaciones de Rogelio Garfias por la clausura de cinco centros nocturnos, el regidor José Luis Aguilera indicó que “la ignorancia lo hace defender lo indefendible”.

Luego de una revisión realizada al centro nocturno Mil Amores, ubicado en la avenida Constituyentes, el regidor comentó que “justo cuando estábamos haciendo la inspección, el presentador anunció a los stripers, entre ellos un menor de edad, por lo que se dio parte a las autoridades”.

Basado en la ley dijo que, de acuerdo con sus competencias como regidor, cuenta con las facultades para acompañar a las autoridades de la Secretaría de Gobierno a revisar los centros nocturnos. Aseguró que el presidente de la Asociación de Antros, Bares y Discotecas “miente al decir que yo dije y clausuré los antros. Los regidores no ponemos sellos ni decimos qué antro se clausura”.

Destacó que la madrugada del sábado, alrededor de las cuatro de la mañana, Rogelio Garfias se presentó en El Barecito, ubicado en Plaza Jurica, donde al “estar en mal estado”, haciendo alusión a que se encontraba tomado, dijo que se iba a “encadenar” del centro nocturno para evitar su clausura.

“Quería encadenarse a El Barecito para que no fuera clausurado, y amenazó con llamar a los medios de comunicación alegando irregularidades”, expresó Aguilera Rico.

Asimismo, afirmó que el centro nocturno Mil Amores, de avenida Constituyentes, representa un severo riesgo, ya que es la segunda ocasión en que se clausura por encontrar menores en su interior.

Aseguró que existe una mafia entre los antros y bares de la ciudad, por lo que se van a incrementar las multas si se hallan menores de edad, o en caso de que jóvenes sean detenidos al estar conduciendo bajo el influjo del alcohol, ya que “si hay conducción de personas ebrias, son 232 pesos de multa, somos el lugar más barato en aplicación de multas en el país”.

Rogelio Garfias mencionó que desconoce las acciones a las que se refiere con “mafias”, ya que, desde su punto de vista, “nosotros no somos dueños de un partido, como lo es su familia, ni tenemos esos poderes de alcances mayores, y la verdad es que no tenemos el mínimo interés en seguir un juego que no construye, al contrario, destruye”.

Indicó que el regidor sólo busca amedrentar a los empresarios, porque no quisieron brindarle su apoyo durante su campaña política, y aseguró que el cierre de los centros nocturnos en la entidad se debe a “una revancha con tintes políticos”.

Ratificó que todos los asociados cuentan con sus papeles en regla, tanto de licencias de alcohol, funcionamiento y el pago de multas y de la llamada hora extra.

“Por órdenes directas de Aguilera Rico a la Dirección de Inspección Municipal, ocho establecimientos que no pertenecen a la asociación fueron clausurados. Él asegura que tiene el poder para acabar con todas las actividades de bares y restaurantes”, aseguró el presidente de la Asociación de Antros, Bares y Discotecas.