Descarta gobierno gravar los refrescos

Metrópoli 16/10/2012 02:52 Actualizada 02:52

Los secretarios de Turismo y de Salud en el estado, Mauricio Salmón Franz y Mario César García Feregrino, respectivamente, dijeron que es inviable la propuesta del diputado, Enrique Antonio Correa Sada (PAN), para gravar el precio de los refrescos y bebidas alcohólicas en la entidad ya que se trata de un impuesto que ya se aplica a nivel federal.

García Feregrino dijo que aplicar dicho impuesto no es competencia del estado, y explicó que este año Querétaro recibió 400 millones de pesos por dicho concepto, que se ha ejercido en la creación de infraestructura para nuevas clínicas.

“Lo que pasa es que no es competencia del estado, es una regulación federal y la mayoría de los impuestos que se generan a través de la venta de alcohol que equivalen a 2% se ha destinado para infraestructura del seguro popular, de todo ese gran fondo de ahí se financian muchas cosas. Al menos Querétaro ya recibió lo que le correspondía de ese 2% que ascendió a los 400 millones de pesos que se aplicaron en clínicas y en la operación del hospital materno infantil”, aseguró García Feregrino.

Aún cuando los refrescos son altos en azúcares, lo que más propicia el sobrepeso y obesidad es el elevado consumo de grasas. “Las grasas, son las que más kilocalorías producen”, comentó el funcionario estatal.

De acuerdo con un estudio elaborado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, el consumo indiscriminado de bebidas azucaradas en niños entre uno y cuatro años ha sido uno de los principales factores en el incremento de la obesidad en México en la última década.

El estudio reveló que un sólo refresco contiene entre siete y 12 cucharadas de azúcar, de acuerdo con su presentación, es decir, que se consume de cuatro a cinco veces más azúcar de lo que recomiendan al día.

La propuesta de Correa Sada es crear un impuesto estatal para productos que se consideren nocivos para la salud de los ciudadanos como el refresco, el vino y las cervezas. Con la iniciativa se busca crear un fondo para infraestructura de salud en la que el estado cuenta con un rezago e inhibir el consumo de los productos.