Tramitan 20 amparos por reserva “El Batán”

16/08/2013
12:36
-A +A

Con el decreto de “El Batán” como área natural protegida, 20 personas tramitaron amparos, informó el secretario de Desarrollo Sustentable, Marcelo López Sánchez, acciones que están atendiendo para lograr preservar las áreas verdes de Querétaro.

El pasado 5 de junio, el gobernador José Calzada Rovirosa firmó el documento que decreta como área natural protegida la zona de “El Batán”, en Corregidora, una área de tres mil 300 hectáreas que significa 15% de la superficie de este municipio.

Con el decreto, el estado de Querétaro limita el desarrollo de infraestructura, o bien, lo permite siempre que no se dañe la flora y la fauna del lugar; de ahí que dueños de algunos de los predios hayan interpuesto juicios de amparo contra la reserva.

“Recibimos cerca de 20 amparos de propietarios de predios en contra de la decisión que nosotros tomamos. Los estamos atendiendo uno por uno, pero nosotros estamos convencidos de que lo que estamos haciendo hoy, es en beneficio de las futuras generaciones y del desarrollo de una área verde”.

Protección a las áreas verdes

El funcionario estatal recordó que la actual administración trabaja para lograr la protección de zonas verdes, y se trabaja —en específico— en un corredor metropolitano, que implica el decreto de área protegida a la zona de “Peña Colorada”, programa para este 2013.

“Estamos en el corredor de ‘El Tángano’, Parque Nacional de ‘El Cimatario’, ‘El Batán’ y seguimos trabajando para llegar a un decreto en la zona de ‘Peña Colorada’ a final de este año”.

Acuerdo con Flecha Amarilla

En el caso de Flecha Amarilla y la tala de flora que hizo en ocho mil metros cuadrados de “El Tángano”, a través de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), el estado interpuso un recurso de revisión al amparo que otorgaron las autoridades federales, detalló el servidor.

“El día de ayer (miércoles) establecí comunicación con Flecha Amarilla, llegamos a un acuerdo para que no vayan a mover un metro más, no van a seguir adelante en su proyecto hasta que no lleguemos a un acuerdo —gobierno del estado y ellos— para el tratamiento que se le va a dar a la tierra. El acuerdo es que ellos tienen que reforestar, no hay más”.

Remoción no tocó suelo forestal

López Sánchez dijo que se percibió disposición por parte de los empresarios y confían en que se respetará el acuerdo de no intervenir más en la zona afectada.

El funcionario explicó que la remoción de flora no tocó suelo forestal, por lo que el daño aún se puede reparar, de ahí la importancia de detener cualquier intento de construcción.

“El mensaje que queremos dar es: ‘No vamos a permitir que ninguna área natural protegida o una área de preservación ecológica sea modificada’. Estamos trabajando por el desarrollo de un Querétaro sustentable”.