Padres optan por vigilar escuelas

Metrópoli 16/07/2014 00:56 Actualizada 09:20

Aunque en algunas escuelas de nivel básico aún se realizan algunas actividades, en los próximos días lucirán solas, pues a pesar de que en todas se colocan chapas, candados y cadenas con el fin de salvaguardar sus pertenencias, en algunas los “amantes de lo ajeno” hacen de las suyas y llevan a cabo robos y demás destrozos, por lo que para este próximo periodo vacacional los padres de familia se coordinarán para mantener vigiladas algunas de las escuelas de la zona sur de la capital del estado.

En el caso de la escuela primaria José Morales Lira y del kínder Lázaro Cárdenas en esta colonia de mismo nombre que última, los padres de familia se han puesto de acuerdo para resguardar las instituciones y realizar algunos recorridos por las periferias en parte del día, por lo que en próximas semanas las escuelas no estarán solas, aseguraron.

“Pues como en ocasiones anteriores nos han robado, ya en estos momentos algunos de nosotros, y sobre todo los que vivimos enfrente o cerca de la escuela, vamos a estar al pendiente del inmueble, que se vea que no está sola. Algunas mamás van a venir a barrer la parte de afuera en caso de que se junte la basura”, señaló un padre de familia de la escuela primaria José Morales Lira.

De igual forma, se mantendrá comunicación directa con el módulo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Querétaro, que se encuentra recién instalado en la misma zona, por lo que con esto esperan que en esta temporada la presencia constante de patrullas y de oficiales de policía ayuden a disuadir los robos.

“Nosotros esperamos que con la vigilancia que quieras o no hacen los policías de acá a la vuelta, pues los ladrones la piensen más en meterse a robar, porque sí, todo el día pasan por aquí patrullas que van o vienen del módulo”, señaló una mamá de un alumno del kínder.

De acuerdo a los padres de familia, otro de los problemas que enfrentan es el del grafiti, pues es también en esta temporada vacacional es cuando se estima que los jóvenes realizan más pintas no sólo en el exterior, si no dentro de las mismas escuelas, lo que genera mayores gastos en días posteriores cuando se pintan las instalaciones.

Aunado a esto, se suman en su mayoría de ocasiones los destrozos que se ocasionan en las chapas, puertas y ventanas de los salones, las cuales son destruidas para poder ingresar y sustraer el material didáctico e interactivo como son televisiones, reproductores de dvd y computadoras, que suelen llevarse los supuestos “ladrones”.