Presentan peticiones para el gobernador

15/12/2015
03:02
-A +A

Para ellos, no fue un lunes cualquiera. Alrededor de las 9 y media de la mañana, los alumnos del tercer año y la banda de guerra de la Escuela Secundaria Moisés Saenz, ubicada en la cabecera municipal de Amealco de Bonfil, se preparaban para una visita especial: la del gobernador Francisco Domínguez Servién, algo que no sucedía desde hace 5 años, según palabras del director de la escuela.

Los estudiantes, atendían las indicaciones de sus profesores, los cuales querían a toda costa impresionar a los invitados y ser buenos anfitriones, aunque no desaprovecharon la oportunidad para solicitar ayudas para mejorar su escuela. Computadoras, la construcción de un auditorio, cancelería y adecuaciones puntuales fueron algunos de los compromisos que asumió el gobernador quien reiteró su compromiso de hacer “escuelas de diez” con instalaciones dignas.

Su agenda tenía programada otra visita, en este caso, a la Escuela Secundaria Técnica 24, en la comunidad de San Ildefonso, que ha cobrado fama por sus artesanías y su población mayoritariamente indígena.

Alrededor de las 11 de la mañana, a la entrada de la escuela, un grupo de alumnas ataviadas con trajes típicos de la zona ya esperaban a Francisco Domínguez con porras y vivas. Y ya en el acto oficial, una representación musical folclórica sirvió para que los alumnos le quitaran la solemnidad al evento y rompieran los protocolos, al invitar a bailar al gobernador y al gabinete al ritmo de huapango; Francisco, no lo dudó y mostró sus mejores pasos.

Las necesidades son muchas en este municipio y en particular, esta zona; por ello varias decenas de pobladores se agolparon al paso de gobernador y no perdieron la oportunidad para recordarle la marginación en la que viven desde hace años.

Drenaje, empleo, servicios básicos, apoyo al campo, salud, entre otras peticiones, fueron parte de la gran lista que se llevó de regreso a la capital, el mandatario estatal. Una nueva oportunidad para cumplirle a las comunidades indígenas del estado pues ya están cansadas de tantas promesas de políticos que van y vienen.