Lugar donde suceden cosas grandes

Metrópoli 15/10/2012 17:53 Actualizada 00:25

“Un pequeño lugar donde suceden grandes cosas” esa es la estancia del migrante González y Martínez A.C en donde brindan apoyo de comida, alojamiento, medicamentos y atención médica a más de 92 migrantes diarios. “Es una cantidad exorbitante de migrantes que pasan por nuestro estado, la estancia se da a la tarea de atender sus necesidades más básicas como lo son alimentos, ropa, medicamentos e inclusive atención médica. Somos pocos colaboradores y la cantidad de gente que ayuda, pero como seres humanos deben recibir un poco de respeto por parte de la sociedad civil y de las autoridades” indicó el vicepresidente y fundador de la estancia del migrante, Martín Martínez.

Estas personas provenientes principalmente de Nicaragua, Guatemala, El Salvador y Honduras pasan en su trayecto por Querétaro, siendo esta entidad receptora y expulsora de 400 mil migrantes anuales.

De acuerdo con el presbítero y colaborador en este centro, Mario González Melchor, en esta estancia los migrantes son acogidos y tratados con dignidad, sin embargo debido a la gran cantidad de migrantes que pasan por la zona, una de sus funciones es informar a los centroamericanos de los riesgos a los que se enfrentan y de que lo más conveniente es regresar a su lugar de origen.

“Nosotros les decimos todo lo que implica quedarse en el estado, para nosotros sería muy ilógico invitarlos a quedarse, nosotros llevamos una numeración y el número de migrantes que hemos atendido desde que inició la estancia hace 11 años, llevamos 8 millones de migrantes, nos rebasan de una forma garrafal todas las expectativas”.

De igual forma el sacerdote indicó que cada vez son más las familias enteras quienes arriesgan su vida para cruzar el país y llegar a su destino, siendo un bebé de un mes de nacido el migrante más pequeño que han atendido en esta estancia.

“La ayuda es lo más que se pueda humanitaria, cambiar su mentalidad hacia el mexicano, ellos tienen muy malas concepciones del mexicano (…) Ahorita el ultimo mes recibimos a una familia completa de migrantes, es el migrante más pequeño que hemos recibido tenia un mes de nacido, venia con su mamá, su papá y sus hermanitos. Queremos resolver el problema de enfermedades, la indigencia migrante, los peligros de salud” dijo González Melchor.

La versión oficial.

El Delegado del Instituto Nacional de Migración (INM), José Arturo Fernández de Cevallos afirmó que ellos “no son los malos de la película” como muchos creen.

“Los del Instituto Nacional de Migración no somos los malos de la película, nosotros estamos tratando de apoyar a la sociedad, a los migrantes, pero nuestra forma de apoyo es haciendo bien nuestro trabajo, sí es un problema de todos”.

Informó que los migrantes detenidos son tratados con dignidad y brindándoles el apoyo que requieran, tanto en atención médica, como en su alimentación y demás necesidades básicas.

De igual forma dijo que el 80% de las personas que se establecen en los cruceros pidiendo apoyo y que se hacen pasar como centroamericanos son mexicanos principalmente de comunidades del estado o de San Luis Potosí, por lo que se deslindó de responsabilidades asegurando que esta situación ya no compete a esta dependencia.

“En cuanto a los migrantes pirata estamos generando un problema de migración irregular de las comunidades alas urbes, finalmente la gente que trabaja en una comunidad tienen (…) La gente nos dice que esta lleno de migrantes la ciudad, pero no es problema de nosotros, porque esas personas, supuestos migrantes se acreditan con su credencial de elector”.