Concluyen obras en el Zenea y lo reabren

Remodelación en el espacio fue cirugía a corazón abierto: SDUOP
La titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Querétaro, Romy Rojas (izq.), explica que la intervención contempla restauración del piso, la masa vegetal aumentó 47% y el alumbrado público es nuevo (VÍCTOR PICHARDO. EL UNIVERSAL)
15/09/2016
01:17
Rocío G. Benítez
-A +A

Los últimos cuatro días previo a este 15 de septiembre se trabajó día y noche en el Jardín Zenea para concluir su remodelación. El proyecto comenzó a finales de junio y se contemplaba terminar el 30 de noviembre, pero el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, pidió que estuviera listo para la celebración de las fiestas patrias.

Como una “cirugía a corazón abierto” describió Romy Rojas, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (SDUOP) de Querétaro, la remodelación del Jardín Zenea, espacio que no había sido intervenido desde el año 1984.

“Es muy importante concebir que no es una obra meramente cosmética o de embellecimiento, es una obra que no contaba con absolutamente ninguna instalación hidráulica, sanitaria y eléctrica que realmente fuera operativa para ser la plaza más importante que tenemos en la capital queretana”, dijo Romy Rojas a EL UNIVERSAL Querétaro.

El trabajo en el Zenea comenzó desde el suelo, se cubrió con cantera rosa y ahora todo el jardín tiene un mismo nivel, “anteriormente había dos escalones para subir al jardín, recuperamos el nivel original de la plaza, por eso ven esos dos escalones nuevos en el quiosco, porque fue parte del nivel que recuperamos, era muy importante porque no hay como tener una plaza completamente a nivel, para que sea accesible, además de tener las rampas”.

Otra medida de accesibilidad es la guía podotáctil que servirá a los débiles visuales a reconocer el espacio. Esta misma guía estará en la Ruta del Estudiante, y en todas las siguientes obras de la SDUOP, adelantó la arquitecta.

La masa vegetal aumentó en un 47% y las jardineras tienen un nuevo sistema de riego y drenaje que permitirá que árboles y plantas mantengan una adecuada salud. El alumbrado público también es nuevo y de noche se podrá apreciar mejor el sistema de iluminación ornamental en jardineras, quiosco y fuente.

“Tiene un grado de energización que puede albergar cualquier tipo de evento y para evitar que se cuelguen de ‘diablitos’ tenemos muchos contactos en todas las jardineras, toda esa parte de la energización está enterrado, lo tuvimos que meter bajo la plaza. ¿Qué representa eso? Que es la intervención más importante que ha tenido la plaza desde su fundación, que fue en 1875, y en el 2016 tiene la cirugía a corazón abierto, que realmente se manejó una arquitectura de paisaje, no se manejó a ocurrencia de nadie, cada una de las plantas tiene un motivo, se incrementó por mucho la masa vegetal, que es algo que requerimos, requerimos pulmones desde el Centro Histórico”, agregó.

Entre 2013 y 2014 la fuente de la Diosa Hebe, que luce al centro del Jardín Zenea, fue desarmada en 140 piezas para su restauración, en este 2016 recibió una nueva capa de pintura y ahora la fuente cuenta con un nuevo sistema de flujo de agua, también de iluminación, en la parte exterior e interior.

Los trabajos del Jardín Zenea también incluyeron la restauración de la fachada de los sitios que lo rodean como San Francisco, que recibió intervención hasta en su cúpula. El proyecto del Jardín Zenea se realizó con un recurso etiquetado del Presupuesto de Egresos de la Federación 2016, proveniente del Programa de Desarrollo Regional Turístico Sustentable y Pueblos Mágicos. La inversión total es de 23 millones 150 mil 264 pesos.

Ayer, durante el día y la noche, trabajaron los últimos detalles de la remodelación para que a partir de este 15 de septiembre el público pueda tener acceso al Jardín Zenea.

En materia de sitios y monumentos, Romy Rojas dijo que actualmente tienen 60 proyectos en ejecución, en todo el estado; proyectos que equivalen a una inversión de 300 millones de pesos. Y las prioridades más próximas de la SDUOP, para trabajar en el área de Sitios y Monumentos, son Santa Rosa de Viterbo y las Misiones de la Sierra Gorda.

Algo de historia. Cuando fue arrebatado al convento de San Francisco su cementerio, “quedó un solar inmenso y sucio; debido a las medidas fue ocupándose la parte sur en construir el mercado, la del medio para venderse y levantar el Gran Hotel, y la norte para agrandar el jardín, obra que inició el gobernador Julio M. Cervantes y terminó don Benito Santos Zenea. En tal tiempo se le llamó Plaza del Recreo y fue embellecida con la plantación de numerosos árboles y la colocación de un zocalillo con un cerrito en miniatura. Don Cayetano Rubio regaló la bella fuente. Tiempo después se construyó el elegante y amplio quiosco”, dejó escrito el cronista José Guadalupe Ramírez Álvarez en su libro Querétaro, Visión de mi ciudad.

Tras conocerse como Plaza del Recreo, Plaza de Abajo, Plaza de San Francisco, se le llamó Jardín Zenea, luego Jardín Obregón y en el año 1989, recordando al gobernador Benito Santos Zenea, volvió a llamarse Jardín Zenea y hasta la fecha así se le conoce.

Comentarios