Se agrava disputa en Visthá; familias se enfrentan con armas

15/09/2014
12:01
-A +A

La comunidad de Visthá, en San Juan del Río, se ha visto amenazada por los conflictos entre familias ya que la situación se ha agravado en recientes meses tras los enfrentamientos entre los grupos rivales que han hecho uso de armas de fuego, advirtió el delegado de la localidad, David Trejo Dimas.

La autoridad de Visthá explicó que estas rivalidades han permanecido durante más de 10 años, entre las familias que se han enfrentado a golpes en diversas ocasiones.

El delegado contabilizó por lo menos cuatro enfrentamientos graves a la fecha, los cuales han derivado en detenciones de involucrados que fueron recluidos en el centro penitencial de San Juan del Río, lo que ha incrementado el rencor entre los grupos.

En fechas recientes, Trejo Dimas advirtió la intromisión de una empleada del municipio quien labora en el DIF que se valió de influencias para perjudicar al grupo contrario, pero a su vez esta situación ha desatado un mayor odio entre los rivales, y con ello ha aumentado la tensión en toda la localidad.

“El grupo opositor denunció que esta persona que trabaja en el municipio se aprovecha de su posición laboral para inculpar a los rivales de todos los conflictos que prevalecen en la comunidad, en vez de solucionar el problema lo agrava; el malestar crece al grado que ahora ya usan armas de fuego, según nos han comentado habitantes de Visthá”, dijo.

El conflicto se ha mantenido por años y ahora quienes iniciaron las rivalidades suman a los enfrentamientos a sus hijos jóvenes, resaltó el delegado.

“A estos enfrentamientos se han sumado jóvenes y adultos, porque estamos hablando de un conflicto que ha prevalecido por 10 años; quienes iniciaron los enfrentamientos son los más viejos y las nuevas generaciones han crecido con este odio. Tememos que este asunto se salga de las manos, que hayan agresiones masivas y resulten heridas personas que no tienen que ver en el conflicto”, alertó Trejo Dimas.

Aunque algunos responsables de agresiones graves están presos, han salido con el pago de fianzas, dijo el delegado, y agregó que los involucrados son indiferentes ante el hecho de volver a ser detenidos, lo que evidencia el rencor que tienen y el riesgo latente para la población.

Recientemente, uno de los grupos acudió al Cereso de la localidad para exigir la intervención de las autoridades para poner fin al problema. Asimismo, habitantes piden el freno a estos conflictos ante el temor que prevalece por el uso de armas de fuego en los enfrentamientos.