Los recibe obispo de Querétaro

Metrópoli 15/07/2014 00:12 Actualizada 09:48

El obispo de Querétaro monseñor Faustino Armendáriz aseguró que la peregrinación queretana es la máxima manifestación de fe y de paz de la entidad, por lo que llamó a los ciudadanos a sumarse en alguna ocasión a la romería de la entidad que año con año visita a la Virgen de Guadalupe en la Basílica de la ciudad de México.

Luego de acudir al templo principal de San Juan del Río para dar la bienvenida a los contingentes peregrinos provenientes de Querétaro, de la zona serrana y de los municipios cercanos, el obispo queretano destacó que en este año se ha pedido especialmente por la paz en México y en el mundo, lo que puede ser posible mediante expresiones de fe como la que se vive en estos días con la 124 peregrinación varonil.

“Es necesario exhortar a todos los queretanos a que hagan al menos una vez en su vida una jornada de peregrinación, porque esto va a ir consolidando la paz en Querétaro, paz que se debe a Jesucristo y a la fe de su pueblo”, dijo.

El obispo pidió por los feligreses que de buena voluntad han vivido la experiencia de participar en la peregrinación queretana: “sin duda vale la pena invertir nuestro tiempo y las vacaciones de algunos en este esfuerzo que significa imitar a Jesús a tomar la Cruz, porque no es fácil ser peregrino, es mucho sacrificio para mucha gente, especialmente para las personas de escasos recursos pero que tienen una gran dosis de fe”, señaló.

A decir del máximo representante de la grey católica en la entidad, la peregrinación es un milagro que ha transformado a muchos corazones en Querétaro y que también ha dejado una estela de devoción a la Virgen María por su paso en ciudades y comunidades en el trayecto hacia la Basílica.

Monseñor Faustino Armendáriz, destacó la expresión de solidaridad de los pueblos queretanos que han apoyado con alimento y cobijo a los peregrinos durante los primeros días de su trayecto, cuya ayuda va creciendo con los años.

Pido obispo por niños migrantes

El obispo queretano pidió por el bienestar de los niños migrantes, que señaló, es un sector en el que se trabaja a través de la evangelización, como un reto que hace la Iglesia católica frente a otras creencias religiosas.

El obispo reconoció que la existencia de otros credos religiosos en la entidad representa un reto para la Iglesia católica, pero dijo que con respeto, se evangeliza y se realiza la misión de acudir a cada casa para hablar de Cristo, del amor de Dios y para buscar la transformación de corazones y de la sociedad que en ocasiones se encuentra dándole la espalda a Dios.

“Siempre será un reto la evangelización, el trabajar con las familias, trabajar con los migrantes como nos está urgiendo el santo padre, con los niños migrantes por la pastoral juvenil, por los adolescentes, en todos los rubros y en todos los campos de la vida de los cristianos de hoy”.

Temas Relacionados
recibe obispo