Piden cerrar los giros negros en el estado

Metrópoli 14/11/2015 02:02 Actualizada 02:47

Toda vez que los giros negros son centros donde se puede comenzar a generar la trata de personas, la presidenta de la asociación civil Unidos Vs la Trata, Rosi Orozco, aseguró que el gobierno del estado debe cerrar estos espacios en Querétaro, pues este delito, así como las desapariciones, son en muchas ocasiones derivadas del apoyo a estos lugares.

La también ex diputada federal comentó que este tipo de lugares se aprovechan de la vulnerabilidad y la situación social en la que viven muchas mujeres e inclusive menores, por lo que afirmó que la principal herramienta que puede utilizar el gobierno es cerrarlos, aunque advirtió que también existe extorsión contra las autoridades, buscando impunidad.

“En el árbol de la trata podemos ver las raíces de la vulnerabilidad de las víctimas por pobreza, por drogadicción, entonces los tratantes aprovechan eso para captarlos, pero lo que crece es la extorsión, porque lo primero que tratarán de hacer es coaptar las autoridades (…), es donde tenemos los giros negros”, comentó.

De acuerdo con lo establecido en el Protocolo de Palermo, se debe impulsar en todos los estados del país la prevención, protección de las víctimas y persecución del delito, hablando sobre la trata de personas; mismas que detalló no se presentan en Querétaro.

Rosi Orozco aseguró que si bien en el estado no está prohibida la prostitución, sí debería de ser investigada y sancionada cuando se hace por terceras personas, y afirmó que esto atenta contra los derechos de todas aquellas personas que son afectadas por la “trata”.

“Hoy en día no vemos esos operativos, vemos una impunidad en el estado de Querétaro, y eso es alarmante (…), aunque la ley prohíbe la explotación de la prostitución ajena, la ley que hoy tenemos vigente no prohíbe la prostitución, pero sí que alguien explote a otro ser humano”, dijo.

Al cuestionarle sobre la declaración del gobernador Francisco Domínguez Servién, quien aceptó que existen personas desaparecidas en el estado, pero que no se tiene conocimiento de la cifra precisa; la ex legisladora federal aplaudió que se deje de lado la negación, como lo hiciera la administración anterior, pues dijo, no reconocer esta problemática significa no buscar resolverla.

“Me parecía gravísimo que no se reconociera, porque no hacerlo es no atenderlo, yo felicito al gobernador Francisco Domínguez por reconocer un tema que todos sabíamos que sí estaba sucediendo y pedirle que precisamente tome en cuenta que los giros negros son los agujeros negros, que si en la administración anterior dejaron crecer esos lugares de impunidad que por favor tome en cuenta lo que ha hecho Coahuila, donde se cerraron todos estos giros”, señaló.

Aunado a ello, Rosi Orozco comentó que en el estado se han tenido buenos trabajos de acercamiento entre la asociaciones civiles y los diferentes poderes del estado, lo que afirmó es positivo para la ciudadanía y beneficia primordialmente a los niños y niñas del estado, quienes, comentó, son las próximas generaciones de la sociedad y por quien debe haber un trabajo de prevención para evitar que se realice la trata de personas.