“Noticias sobre inseguridad afectan la salud mental”

Metrópoli 14/10/2015 02:36 Actualizada 02:37

Las noticias sobre inseguridad y delincuencia afectan de manera diferente a cada persona, por lo que los tratamientos psicológicos dependen de las necesidades de los individuos. En conferencia de prensa, la directora del Patronato Psicológico Queretano (PsyQue), Elydia Barbosa Benítez; el coordinador de terapeutas, Hugo Enrique Sánchez González; y la terapeuta Rocío Bernal Solís, en el marco del Día Mundial de la Salud Mental, señalaron que, de acuerdo a estimaciones, 36.4% de los mexicanos desarrollará un trastorno mental cuando cumpla 65 años.

Sánchez González apuntó que la inseguridad que permea en la sociedad o las noticias y sus efectos en las personas fue explicado por Ramón de la Fuente en un libro llamado Salud mental en México, donde hacía la propuesta de ver una especie de mimetización de un síndrome de alejamiento social.

Ello, continuó, “se ve en poblaciones de hospitales psiquiátricos de la vieja escuela, es decir, asilos donde ya no salían los pacientes, y se ve una mimetización de esta problemática para poder vincularse con el otro”.

Subrayó que saber lo que pasa alrededor afecta a las personas, aunque debe estudiarse qué tipos de efecto tendrá sobre aquellos que radican en cierta área, sus especificidades, su cultura y el tipo de peligro.

En tanto, Barbosa Benítez apuntó que en PsyQue, desde que se cambiaron al Centro Histórico de la ciudad, reciben en promedio a siete personas a la semana que acuden para solicitar ayuda profesional.

A su vez, Sánchez González precisó que es difícil señalar qué males psicológicos presentan las personas que acuden a la institución, pues algunos sufren por situaciones que para otras personas no tienen importancia.

Por otro lado, sobre el robo de las computadoras de PsyQue, con dos mil 800 perfiles de pacientes, Barbosa Benítez, dijo que se levantó la denuncia ante el Ministerio Público, y que tienen cita el 20 de octubre para llevar testigos. Añadió: “En esa base de datos no tenemos direcciones de los pacientes, pero lo preocupante es saber que está el nombre de una persona y la enfermedad que tiene y el estigma lo podría afectar”.

Señalaron que se estima que los desórdenes mentales y neurológicos afectan en el mundo a 700 millones de personas, la mayoría de las cuales no tienen atención adecuada.