Impulsan plan a favor de discapacitados

Metrópoli 14/10/2012 01:14 Actualizada 12:13

La administración municipal de Querétaro echará a andar el plan Ciudad Accesible, con el objetivo de acondicionar espacios públicos a las necesidades de las personas con diferentes discapacidades como físicas, auditivas o visuales.

El plan contempla la aplicación del reglamento y las leyes que protegen a esta parte de la sociedad tanto en su movilidad como en lo laboral.

Asimismo, por vía de la secretaría de Turismo, se planea convertir a la capital en una ciudad incluyente y atractiva para el turismo de personas jubiladas, personas con discapacidad, y familias con niños pequeños.

Lídice Rincón Gallardo, coordinadora del área Accesibilidad en el municipio de Querétaro, afirmó que este programa se elabora con el respaldo del personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) refieren que 1% de los ciudadanos cuentan con alguna discapacidad; sin embargo, Rincón Gallardo dijo que es 3% de los queretanos los que están en esta circunstancia.

En la primer etapa de Ciudad Accesible, se plantea modificar la legislación, a fin de incorporar temas sobre inclusión laboral de las personas con discapacidad y prevención de la ésta, entre otras cosas.

“¿Por qué con ellos? Porque para que una ciudad y un país cambie realmente, se necesitan reformas de fondo, por lo que hay que pasar por cambios legislativos, no sólo el contar con rampas por aquí, rampas por allá”, dijo la funcionaria municipal.

Las personas con discapacidad en la capital queretana se enfrentan, entre otros obstáculos a los automóviles estacionados en un paso para peatones, a los ambulantes en las aceras y áreas de uso peatonal, así como al mobiliario urbano.

Se suma el deterioro de la señalización en escritura braille, así como las rejillas y otros obstáculos.

Parece que no existiéramos

Eso vive, diariamente, Carlos Mandujano Guerrero, quien tiene discapacidad visual y dice sentir miedo por los obstáculos que enfrenta.

“Sí me da miedo, pero ¿qué hago? No puedo trabajar y tengo que ayudar a mi mamá porque ya es grande. Sino le ayudo poquito, mis hermanos no me ayudan”, dice.

Oriundo del barrio de San Francisquito, con 44 años de edad y la responsabilidad de cuidar a su mamá, con quien vive, asegura que la gente parece que “no supieran que nosotros, sabemos que no nos quieren, pues no hay tenemos lugares, y ni nos aceptan pues”.

Es soltero así que solamente se dedica a conseguir el sustento de él y de su mamá, a quien ayuda con algunas limosnas que consigue de personas que encuentra, o como dice él “me encuentran” por las calles.

Su traslado diario es difícil, ya que tiene que atravesar la avenida Zaragoza para poder llegar a las calles del centro de Querétaro y pedir apoyo económico a los paseantes.

Conocedora de este caso, Rincón Gallardo afirmó que es necesario abrir espacios y generar medidas de prevención que cuiden a estas personas, pues en la capital queretana “estamos en pañales” en este aspecto.

Dijo que se deben crear diversas acciones que contemplen no sólo a las zonas urbanas sino también a las rurales que son parte del municipio.

Rincón Gallardo adelantó que se realizarán foros sobre la “armonización” legislativa con los derechos de las personas con discapacidad, para posteriormente implementar políticas públicas y aterrizar todo en adecuadas acciones de gobierno.

“Una vez que logremos sacar esto, tendremos un compendio de temas diversos, educación de accesibilidad, educación incluyente, salud, prevención de la discapacidad”, afirmó.

Hay casos, por el contrario, en donde sí hay accesibilidad para estas personas, como el Centro Cívico de Querétaro, en donde hay elementos físicos que permiten la movilidad para aquellos que cuentan con alguna discapacidad o una sillas de ruedas.