Régimen fiscal produce desempleo: Canirac

Metrópoli 14/08/2014 00:56 Actualizada 03:30

El 70% de los pequeños negocios de alimentos han recurrido al recorte de personal debido a la carga económica que les implican las asesorías y contratación de contadores para poder cumplir con las nuevas disposiciones fiscales, aseguró el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac), Antonio Rosas Carapia.

Explicó que tras la desaparición del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), los pequeños comerciantes y en especial los de alimentos, han encontrado dificultades para entender los nuevos mecanismos bajo los cuales deben pagar impuestos, lo que los ha obligado a recurrir a especialistas fiscales y contadores para recibir orientación y que les representa un gasto no programado.

Aunado a ello, algunos se han visto imposibilidades de financiar equipos de cómputo y la generación de facturas para poder cumplir con los requerimientos fiscales, pero debido al interés que tienen de operar formalmente, han decidido prescindir de alguno de sus trabajadores, reduciendo personal y afectando a meseros y lavaplatos.

Rosas Carapia dijo que en San Juan del Río 70% de los restaurantes son comercios familiares y las nuevas disposiciones fiscales y los gastos que les implica actualizarse en esta materia, les ha impedido ampliar su personal.

“Estos negocios que son mayormente familiares se han visto obligados a incrementar su carga laboral. Los integrantes no tienen dinero para contratar un contador, tramitar facturas y personal, entonces lo que hacen es que elevan la jornada laboral de los miembros de esa familia que apoyan en el comercio”, señaló el presidente de la Canaric.

Explicó que un contador cobra una mensualidad de 300 a 700 pesos; sin embargo, consideró que las declaraciones de impuestos de los pequeños comercios que anteriormente eran Repecos, no requeriría de un servicio contable que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público hubiera establecido un esquema de contribución más amigable y entendible.

De acuerdo con el presidente de la Canirac ha sido insuficiente la información que la Secretaría de Hacienda ha brindado a todos los comerciantes anteriormente considerados Repecos y que hasta la fecha siguen sin entender el nuevo esquema para pagar impuestos.

“Necesitamos hacer ver a Hacienda que los comerciantes no están entendiendo las nuevas disposiciones fiscales, no es que no quieran pagar y la prueba es que están interesados en asesorarse pero el mecanismo para pagar sigue generando dudas, forzosamente se ha requerido de contadores y entonces se recurren a los despidos para poder contratar al contador”, aseveró.

Los agremiados a la Canirac presentarán una propuesta para que se establezcan tabuladores específicos y que los pequeños comercios puedan pagar una tarifa fija a manera de impuestos o de lo contrario se pronunciaron a favor de que se reconsidere la figura de pequeños contribuyentes para que estos paguen sus impuestos en acuerdo con el anterior régimen fiscal que es un mecanismo menos complicado para el contribuyente, aseguró Rosas Carapia.

De igual forma, la Canirac firmará un convenio con la Asociación de Colegios de Profesionistas a fin de que los contadores puedan brindar asesoría gratuita a los agremiados y restauranteros en general, para que puedan entender las disposiciones fiscales antes de que concluya el presente año.