Sin claudicar en el camino de la fe

Metrópoli 14/07/2014 00:23 Actualizada 10:10

Más de 12 mil hermanas de la 55 Peregrinación queretana arribaron la tarde de ayer al templo principal en San Juan del Río, punto de reunión de 171 contingentes provenientes de diversos municipios queretanos, así como de Guanajuato.

A partir de la una de la tarde llegaron las romeras provenientes de la comunidad de Neblinas en Landa de Matamoros, a las que se fueron sumando los decanatos de la zona serrana de Cadereyta, Ezequiel Montes, Tequisquiapan, así como del municipio de Querétaro, San Juan del Río y de poblados de otras entidades cercanas.

Se estima que sean 19 mil las peregrinas que lleguen el próximo domingo a la Basílica de Guadalupe.

El padre Luis Miguel Pintor, vicario de San Juan del Río, fue el encargado de dar la bienvenida y bendición a las peregrinas que en este municipio recibieron alimento y alojamiento de familias que a través de los años han contribuido con este apoyo. Su intención es incentivar la prevalencia de esta expresión de fe hacia la Virgen Morena.

Juventud creyente

A decir de Mónica Alcocer Gamba, representante de los diversos contingentes de la sierra, el 90% de las mujeres que integran esta columna han llevado a cabo esta travesía por varios años, heredando su práctica de fe a sus familiares y amistades.

Para esta ocasión, el contingente, que inició su jornada en Neblinas, registró un incremento de 500 mujeres, 65% de éstas rondan entre los 15 a 25 años; de éstas, más de la mitad decidió emprender la travesía de fe por iniciativa propia.

“Aunque vemos a muchas mujeres que son invitadas por madres o tías a participar este año, particularmente notamos la iniciativa de jovencitas que deciden participar sin ninguna influencia, definitivamente en la sierra está creciendo la peregrinación”, recalcó Mónica Alcocer.

Aunque en el trayecto de la zona serrana hacia San Juan del Río se han registrado precipitaciones pluviales, hasta el momento no se reportan afectaciones de salud entre las peregrinas, aseguró Mónica Alcocer Gamba, quien señaló que en cambio, este clima ha permitido a las mujeres “refrescar” su andar.

A decir de Alcocer Gamba, es la zona serrana la que registra mayor participación de mujeres y hombres peregrinos, a pesar de ser la trayectoria más difícil de recorrer en toda la entidad, “nosotras subimos cerros y tenemos una ruta difícil, sin embargo, ha crecido la participación, esto es admirable y es una gran responsabilidad para quienes deciden emprender el largo camino hacia la Basílica, lo más importante es salir y sentirte bien, no sufrir el trayecto”, dijo.

Tradición que no flaquea

La peregrinación queretana cuenta con la participación de mujeres que llevan más de 30 años peregrinando; la edad, aseguran, no ha sido impedimento para continuar cada año con este viaje para visitar a la Virgen de Guadalupe, para cumplir mandas, pedirle por el bienestar de la familia o simplemente agradecer que les haya acompañado en el trayecto para llegar con bien y retornar a los hogares.

Teresa Ortiz cuenta con 76 años de edad y 43 años de peregrinar hacia el Tepeyac; la primera vez que decidió visitar a la virgen de Guadalupe, fue para solicitarle el milagro de la vida, “tenía 11 años queriendo embarazarme, ya tenía dos niños y quería una niña para que me acompañara, estoy segura que la virgen me ayudó”, dijo.

Para Teresa, la mejor experiencia de ser peregrina es compartir la emoción de su fe con el resto de las romeras, encontrar el apoyo solidario de cada pueblo donde llegan a descansar y llegar con bien a la Basílica, con la ayuda de Dios, dice.

Josefina Moreno, en cambio, pidió por la salud de uno de sus hijos, que lo habrían de operar de la columna, semanas después de que ella decidiera peregrinar.

Con 70 años de vida y 28 años de peregrina, recuerda sobre todo los paisajes que ha recorrido desde la sierra a la ciudad de México y tampoco se le olvidan los primeros años de travesía con las lesiones en los pies; a ella la acompaña una nieta de 32 años, “a ella me la traía desde niña y ahora que ya es grande me sigue acompañando a ver a nuestra madre que nos da valor para seguir adelante”, dijo.

La compañía de Armida Siqueiros

La columna de peregrinas de Tequisquiapan está acompañada en esta ocasión por la presidenta del DIF Municipal Armida Siqueiros, quien junto con las mujeres partió de este municipio por la madrugada para llegar a San Juan del Río la tarde del día de ayer.

“Esta es la primera vez que me animo, no es una tarea fácil, sobre todo para las peregrinas que vienen desde Neblinas. Confío en la Virgen en que llegaré hasta la Basílica, es un trayecto cansado, pero no se compara con la energía que transmiten las peregrinas”, dijo Armida Siqueiros de Macías.

El alcalde de Tequisquiapan llegó por la tarde a San Juan del Río para recibir a Armida Siqueiros; el edil agradeció a la columna de peregrinas por el apoyo a su esposa y a su familia que también participa en esta 55 peregrinación.

La petición especial que Armida Siqueiros hará a la Virgen de Guadalupe será que vele por la unidad de su familia y por la conclusión de la administración municipal con buenos resultados para los habitantes de Tequisquiapan, dijo.

En el municipo de San Juan del Río se sumaron los contingentes de los templos parroquiales de San Juan Bautista, San José Obrero, La Natividad y la Parroquia del Buen Pastor, del templo de Galindo. Sólo las peregrinas originarias de Amealco emprenden otra trayectoria para llegar a la Basílica de Guadalupe el próximo domingo.

Las mujeres que realizan este peregrinaje partirán a temprana hora el día de hoy para llegar al Estado de México por la tarde, y se espera que hoy mismo llegue a San Juan del Río la peregrinación de varones, acompañada del obispo Faustino Armendáriz.

Temas Relacionados
sin claudicar camino fe