Hombres del municipio de Querétaro se unen al recorrido

Metrópoli 14/07/2014 00:23 Actualizada 03:30

La columna de varones del municipio de Querétaro, encabezada por el Decanato de San Juan Bautista, se unieron el día de ayer a la peregrinación 124 rumbo a la Basílica de Guadalupe, lugar a donde arribarán el próximo domingo 20 de julio un total de 28 mil hombres peregrinos.

Fue en el templo de la Congregación, ubicado en el Centro Histórico, en donde los peregrinos se concentraron para escuchar la homilía de las cuatro de la mañana y posteriormente recibir la bendición del obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, quien caminó con ellos hasta la Noria.

Fueron cerca de 300 peregrinos los que salieron en este caminar; sin embargo, fue a la altura de Cuesta China donde se reunió la gran cantidad de participantes, sumando un contingente de aproximadamente 10 mil peregrinos.

De acuerdo con Jaime Rojo, presidente de la columna de peregrinos, son 221 grupos los que estarán caminando a la Basílica de Guadalupe, peregrinación que tuvo su origen en el municipio de Querétaro.

“A Dios gracias no se ha presentado ningún problema, sin incidentes que lamentar, ni por cuestiones de enfermedad, por lo que se tiene reportado un saldo blanco y una expectativa de que llegue a la Basílica un aproximado de 28 mil peregrinos hombres”, aseveró.

Agregó que al grupo de peregrinos los están apoyando 90 seminaristas, así como alrededor de 100 sacerdotes, los cuales apoyan en la caminata a través de la realización de homilías y sacramento de la confesión.

En este sentido, y bajo una tónica de cantos y alabanzas, los peregrinos iniciaron su camino rumbo al Tepeyac con la Virgen Morena cargados de entusiasmo y alegría, así como con la convicción de la fe arraigada desde hace varios años.

Algunos de los peregrinos expresaron sus sentimientos mandando un saludo a sus familiares; como Fernando Frías Herrera, peregrino desde hace 16 años, quien expresó sentir por su familia un amor muy especial. “A mi esposa y mi hijo que tiene un año y un mes, a León Fernando, que lo quiero mucho y que le pido a la Virgen que no se me vaya a enfermar; mi pensamiento y deseos van en mi familia”, aseveró.

Aron Orduña también mandó un mensaje a sus familiares, sobretodo bendiciones que es lo que espera obtener en este caminar. “A mi esposa y mi hija que se quedaron en casa, y a mi papá que está un poco malo, que se mejore y que ojalá Dios y la ‘virgencita’ me los bendigan. Vamos bien en el camino”.

Asimismo, Ernesto Orduña Suarez mandó un mensaje a sus familiares en el sentido de no instarles a no sentir preocupación, al asegurar que Jesucristo y la Virgen María lo acompañan en su camino. “Esperamos llegar con bien a los pies de nuestra santísima Virgen, y que sea ella quien guarde a mi familia en salud y bienestar en donde nos estén esperando y también por mi padre que está enfermo”, expresó.

De igual forma, Armando Trejo, desde hace siete años peregrino, comentó en su andar: “Que nos dé bendiciones y que nos socorra; a mi familia que va por ellos, que todas las dificultades que están pasando en la vida, que se mejoren”.

Teódulo Hurtado, 24 años participando en la Peregrinación, también mandó un mensaje a su seres queridos, “primeramente Dios vamos a llegar bien a la Basílica”.

Servicios de salud y seguridad.

Los peregrinos viajan acompañados en todo momento por la policía estatal y municipal, las cuales reportan que hasta el momento el viaje se ha mantenido sin contratiempos, con saldo blanco ya que los automovilistas se muestran respetuosos ante los peregrinos.

En cuestiones de atenciones médicas, se cuenta con el apoyo de la Cruz Roja, así como unidades de protección civil municipal y estatal, las cuales aseguran que no han atendido a peregrinos por cuestiones de salud grave, únicamente por ampollas en los pies y cansancio, reportando con ello saldo blanco.