Calzada ve el juego con queretanos

Metrópoli 14/06/2014 00:59 Actualizada 10:13

Un discreto operativo de seguridad fue el que implementó la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) en Plaza de Armas, para resguardar a las poco más de 600 personas que acompañaron al gobernador José Calzada Rovirosa y a su esposa Sandra Albarrán, durante la transmisión del partido inaugural de la selección mexicana de futbol, en el Mundial de Brasil 2014.

El presidente de la Mesa Directiva de la 57 Legislatura Local, Braulio Guerra Urbiola y el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Querétaro (TSJEQ), Pedro Septién Olivares, al igual acompañaron al gobernador Calzada y a su esposa, durante las más de dos horas que duró el evento. El Secretario de Gobierno, Jorge López Portillo, y algunos funcionarios estatales estuvieron también entre los asistentes.

Alrededor de 12 elementos de seguridad privada y personal del ejecutivo estatal se mantuvieron en todo momento al pendiente de los movimientos de Calzada Rovirosa y su familia, ya que iniciado el cotejo se sumaron sus hijos. El equipo de escoltas del Gobernado se limitó a verificar que los pasillos dispuestos se mantuvieran despegados y a controlar a los representantes de los medios de comunicación.

Un total de 16 agentes fueron los que integraron el “sobrio” operativo de Seguridad que implementó la Policía Estatal (PoEs). Los agentes tomaron la determinación ya iniciado el cotejo inaugural de la selección mexicana de aplicar un pequeño corte vial, en la intersección que hacen las calles 5 de Mayo y Pasteur, en pleno centro histórico, esto para evitar que al momento de concluir el cotejo mundialista, se congestionara.

Al igual, la empresa pre hospitalaria “Med Care”, apostó dos de sus ambulancias en las inmediaciones de Plaza de Armas y destinó cuatro de sus paramédicos, para caso de emergencia.