Molestia porque no permiten estacionarse en Pasteur

Metrópoli 14/03/2013 00:22 Actualizada 10:47

Automovilistas se inconformaron porque la Dirección de Tránsito removió un letrero que permitía el estacionamiento en la avenida Luis Pasteur, entre Independencia y Reforma, con lo que ahora quedó prohibido el aparcamiento en ese tramo.

Al menos ocho conductores encontraron una infracción en sus vehículos en el lugar donde solían dejar estacionados sus autos.

Los elementos de la Policía Municipal comenzaron a imponer las multas correspondientes y a retirar las placas de los coches que ahora infringían el reglamento de Tránsito municipal.

“No se me hace justo que ahora nos cambien la zona de estacionamiento. Cada vez es más difícil conseguir un lugar para estacionarse en las calles de la ciudad. Los estacionamientos que hay en el Centro cobran mucho y siempre están llenos. Uno trata de llegar a realizar trámites en las oficinas gubernamentales y nunca hay lugar para estacionarse”, señaló Carlos Rubio, un ciudadano afectado.

Asimismo, apuntó que “no se me hace justo que me multen por estacionarme en una zona que al menos ayer sí permitía el estacionamiento”, dijo al encontrar su automóvil sin placa y una multa por estacionarse en lugar prohibido.

Los trabajos de mejora y mantenimiento de las banquetas en el Centro Histórico de la ciudad terminaron en esta zona el pasado martes por la noche, y fue en ese momento cuando el letrero donde se permitía el estacionamiento en el lado izquierdo de Luis Pasteur, entre Independencia y Reforma, fue desplazado 30 metros, por lo que los autos que ahora se estacionan en ese punto cometen una infracción al reglamento.

“Es imposible que nos hayan infraccionado en una zona en donde estaba permitido estacionarse. Yo trabajo en las oficinas de gobierno del estado y ahora ya no encuentro lugar para estacionar mi coche. Siempre trato de llegar temprano para encontrar lugar, porque los estacionamientos cobran muy caro, y pagar por venir a trabajar no se me hace justo”, manifestó Karla Piña.

Los oficiales de Tránsito les explicaban a los propietarios de los vehículos la situación y les indicaron que la multa se reduce a la mitad si pagan dentro de los primeros dos días, por lo que el monto sería menor tras haber cometido la infracción al reglamento de Tránsito.