Alcaldesa niega trata en Pedro Escobedo

Metrópoli 14/03/2013 00:22 Actualizada 08:28

La presidenta municipal de Pedro Escobedo, Graciela Juárez Montes, informó que no se tienen evidencias de trata de personas en el municipio, a pesar de que se puso a disposición de las autoridades a cinco personas que trabajaban en el interior del bar “El Potrillo”, localizado en esta demarcación.

La alcaldesa afirmó que se trabaja para reducir los índices de sexoservicio en esta zona del estado.

“En el monitoreo que llevamos en bares y cantinas de Pedro Escobedo no encontramos ningún caso de trata de personas. Hemos tenido irregularidades como las de no respetar los horarios, no respetar los giros, pero no hemos detectado casos de trata de personas en estos establecimientos”, afirmó la alcaldesa.

De acuerdo con las autoridades, fueron encontradas varias mujeres ofreciendo servicios sexuales en el interior de algunos bares o cantinas de la demarcación, pero ninguna de ellas dio indicios de ser víctima de trata de personas, por lo que no se pudo cerrar ninguno de estos centros de entretenimiento para adultos, al no haberse detectado indicios de delitos en esta materia.

“Los trabajos para reducir el número de trabajadoras sexuales en el municipio de Pedro Escobedo se mantienen de forma constante, pero cada semana aparecen nuevas personas ofreciendo sus servicios en las calles, por lo que el trabajo siempre es más complicado”, dijo la alcaldesa Graciela Juárez Montes.

Sin embargo, destacó que diferentes bares y cantinas presentan problemas en sus licencias de funcionamiento y no respetan los horarios, además de sirven alcohol sin alimentos, por lo que las autoridades de inspección municipal realizan recorridos en los más de 200 establecimientos de la demarcación.

La revisión de estos lugares aún se está llevando a cabo y en caso de encontrar anomalías los comercios serán cerrados y se les impondrán sanciones en efectivo. En caso de volver a incurrir en estas anomalías serán cerrados definitivamente.

Menores involucradas

El pasado mes de enero, tras la puesta a disposición de cinco sujetos por el delito de trata de personas, el procurador general de Justicia en Querétaro, Arsenio Durán Becerra, informó que al momento de hacer la revisión a un bar en el municipio de Pedro Escobedo una menor de edad se encontraba en el lugar ofreciendo servicios sexuales.

A través de una denuncia anónima llegó este caso a las autoridades, donde se señaló que en un bar de nombre El Potrillo, ubicado en la comunidad de El Sauz, municipio de Pedro Escobedo, diversas personas ofrecían servicios sexuales y que entre ellas había menores de edad.

“Se detectó a una persona que estaba siendo sometida a actividades de carácter sexual siendo menor de edad, independientemente de otras personas que estaban en la misma actitud, por lo que se aseguró a cinco personas. Se profundizará en las averiguaciones correspondientes para que se siga el trámite y se castigue a estas personas”, explicó el procurador Durán Becerra.

Hasta el momento no se ha especificado el número de mujeres a las cuales los delincuentes obligaban a trabajar como prostitutas en el interior de este bar.