En rezago, Servicios Públicos Municipales

Metrópoli 13/10/2015 03:32 Actualizada 08:44

La Secretaría de Servicios Públicos Municipales de Querétaro estaba abandonada por las autoridades salientes, según la valoración de José Luis Sainz Guerrero, titular de la dependencia.

En conferencia de prensa, dio a conocer las condiciones en que encontró el parque vehicular, los activos y personal, luego de un análisis del proceso de entrega-recepción. Este abandono se refleja en las condiciones mecánicas de los vehículos. “Encontramos en abandono el mantenimiento en el equipo en esta Secretaría; la administración no deja ningún recurso, pero deja más de 30 vehículos parados y descompuestos”.

Sin embargo, el funcionario reconoció que el titular del área anterior, emitió las requisiciones para la reparación, sin embargo la Secretaría de Administración —encargada de aprobar y erogar recursos— no emitió el dinero requerido.

En el balance general el funcionario dijo que “la Secretaría de Servicios Públicos Municipales estaba en abandono, con unidades descompuestas, infraestructura sin funcionamiento e irregularidades en documentación”.

La Secretaría cuenta con 129 vehículos pesados destinados a la recolección, tratamiento y transporte de basura. De 88 castores, 30 están descompuestos, la mayoría registra más de un mes sin funcionamiento y algunos tienen averías que los tienen sin funcionar desde hace dos años.

De ocho barredoras: cinco están descompuestas; de 10 tractocamiones, solo funcionan seis y cuatro están descompuestos; de cinco grúas, dos no funcionan; “la única trituradora de troncos y maleza no sirve, de las dos retroexcavadoras con las que cuenta la dependencia solo una está en operación” y seis camiones de redilas sí funcionan, pero son modelos 93 o 94.

El problema que le toca enfrentar al actual gobierno es la falta de recursos para la reparación, por lo que la eficiencia de la dependencia es menor a 50%. Sainz Guerrero explicó que estos son vehículos que funcionan los 365 días del año, todo el tiempo están en funcionamiento, por lo que el mantenimiento debe ser preventivo, no correctivo.

De las Unidades de Transferencia, el municipio cuenta con dos de estas unidades, recientemente modernizadas con un sistema de compactación cada una. La más antigua, que está ubicada en Bolaños, funciona al 50%. En la conferencia de prensa, se dio cuenta que “el caso más grave se presenta en la Unidad de Transferencia número 2, ubicada en la carretera a Tlacote” ya que no funcionar por averías.

Todas estas irregularidades serán turnadas a las autoridades competentes para que se inicien las investigaciones por las presuntas anomalías en la concesión que fue otorgada a la empresa Ecofenix, operadora de esta unidad de transferencia.

Al numerar todas estas problemáticas, el funcionario informó de las medidas a tomar de forma inmediata, de manera que la eficiencia de los recursos sea la mayor.