Proponen reconstruir infraestructura pluvial

Metrópoli 13/08/2014 00:19 Actualizada 11:31

La construcción de nueva infraestructura pluvial y la rehabilitación de la ya existente, en la zona metropolitana, es una necesidad prioritaria que reconoce el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, José Pío X Salgado Tovar.

Para definir cuáles obras son requeridas, así como su costo, se iniciará un estudio que tardará aproximadamente 10 meses en dar resultados definitivos.

“En tema de agua no se ven fronteras políticas sino la cuenca del río Querétaro. Hay que darle una actualizada, reanalizada e identificar puntos débiles y zonas de riesgo que tendríamos que trabajar”.

El funcionario expuso que este proyecto permitirá, en caso de ser posible llevarlo a cabo, corregir problemas y dar más opciones para que las lluvias no causen daños en la zona conurbada; para realizar el análisis técnico se busca el apoyo de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

“Para obra todavía falta mucho, el estudio se realizarán durante unos 10 meses. Estamos platicando y trabajando con la UAQ para ver si es posible con ellos generar esta información; estamos apenas en pláticas”.

Hallan dificultades

Pío Salgado recordó que hay problemas identificados y explicó que el crecimiento de las superficies pavimentadas incrementa la velocidad de escurrimiento de agua, por lo que llega más rápido a los colectores, a las estructuras y por tanto se ven faltos de capacidad.

“Tenemos problemas identificados en el Arenal; se ha reforzado, se ha solucionado parte del problema, sin embargo, tenemos que reforzar el estudio, otra zona de riesgo de alta concentración de precipitación es la zona sur, Centro Sur en particular, que escurre hacia el dren Cimatario I, tenemos que trabajar, hay otras zonas, pero son las más importantes”.

Afirmó que Querétaro no se inunda, sino que se encharca, ya que pasan algunos minutos para que el agua baje. “No es que en la ciudad si llueve se inunde, en la ciudad si llueve se encharca y en dos horas está limpia otra vez, pero sí tenemos que aumentar capacidad en algunas zonas”.

El estudio que pretenden realizar permitirá identificar obras que haya que ejecutar inmediatamente, zonas que haya que reforzar, inclusive regiones en las que haya que desviar el agua a otros cauces.

Por ahora, la infraestructura no está rebasada, según expuso el funcionario; la meta principal es mantener y mejorar la calidad de vida en el estado, y por ello se revisará la infraestructura.

“Lo que tenemos que hacer, el reto, es mantener la calidad de vida y el Querétaro que tenemos con todo y el crecimiento es el reto de esta administración y las que vengan”, recalcó Salgado Tovar.