De franeleros a vigilantes

Metrópoli 12/10/2012 02:39 Actualizada 02:39

La Dirección de Profesionalización de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) en San Juan del Río anunció el proyecto de integrar a los aseadores de autos —conocidos como franeleros— a las actividades de prevención y apoyo en materia de tránsito.

Para tal fin se implementará un plan de capacitación y que funjan como observadores en materia preventiva.

El director de profesionalización de la SSPM, Ricardo Sevilla, dijo que actualmente laboran en las calles de la ciudad y en centros comerciales, unos 250 franeleros, los cuales están incorporados a una organización gremial.

Luego de hacerse el anuncio, franeleros de la zona centro se manifestaron a favor de contribuir a denunciar los delitos que se registren.

Antonio Loa y sus tres compañeros, que se ubican frente a un centro médico de la avenida Juárez —la principal vía en la ciudad— manifiestan su disposición de apoyar en la seguridad de la zona, mediante la denuncia de incidentes y delitos.

“Si es para ayudar al pueblo, no nos echamos para atrás; si vemos a alguien robando un carro o un estéreo, de inmediato lo denunciaremos. Podemos apoyar a los oficiales que se encuentren en el momento”, comentó Rodrigo Vázquez, quien se ubica justo en frente de la presidencia municipal.

Los lava-coches pedirían a cambio que se respete a sus agremiados, pues ha sido constante la presencia de franeleros de otros municipios y que han intentado invadir la, que dicen, es su zona de trabajo.

Ellos ofrecen a las autoridades municipales honestidad y trato respetuoso a conductores y a visitantes: “Nosotros somos honrados, nunca se ha perdido nada de los carros, pero de la gente que no es de aquí no se puede confiar”, asegura Antonio Loa.

Sociedad contra inseguridad

En Querétaro, este no es el primer intento de las autoridades por involucrar a la sociedad en la seguridad.

Al inicio de la administración del gobernador José Calzada, se implementó el programa Visión Ciudadana, Querétaro Somos Todos, a través del cual se entregaron más de mil teléfonos celulares a igual número de taxistas, para que denunciarán incidentes y emergencias.

En el primer año se invirtieron más de 5 millones 560 mil pesos, aún cuando hasta ahora no se ha realizado un balance de este programa.

También durante el gobierno municipal sanjuanense de Gustavo Nieto (2006-2009), se anunció la capacitación turística a franeleros y boleros, pero la preparación no continuó.

Los lava-coches aseguran que desde el jueves algunos oficiales se acercaron para tomarles fotos y comenzar a levantar el padrón, pero no se les ha informado del proyecto de capacitación.