Piden reorientar crecimiento urbano de zona metropolitana

Metrópoli 11/11/2015 01:31 Actualizada 09:52

El presidente del Observatorio Ciudadano de Protección Ambiental de Querétaro, Enrique Uribarren Castro, informó que el crecimiento de la zona metropolitana de Querétaro debe ser al interior, pues el crecimiento a los lados va en detrimento de las zonas de protección ecológica, además de señalar que a nivel estatal hay una sobreexplotación de los mantos acuíferos de 238 millones de metros cúbicos anuales.

Enrique Uribarren comentó también que la sobreexplotación de los mantos acuíferos es de 238 millones de metros cúbicos al año en la entidad.

“Eso es a nivel estatal, si nos vamos a nivel valle de Querétaro, que sería el principal área de la zona metropolitana, estamos hablando de una sobreexplotación del orden de los 68 millones de metros cúbicos”, precisó.

Agregó que hay zonas en el país que son más sobreexplotadas, pero que por ejemplo el valle de San Juan del Río, que es uno de los cinco más sobreexplotados a nivel nacional, pone a la entidad en “focos muy amarillos, tendiendo a volverse rojos”, donde hoy se tienen que implementar ciertas medidas que permitan la viabilidad futura.

“Si seguimos con los niveles de crecimiento que tiene la ciudad, si seguimos con los consumos y desperdicios de agua que tiene la ciudad, no nos alcanzaría más que para unos cuantos años”, puntualizó.

Señaló que conocieron el lunes, en voz de la secretaria de Desarrollo Urbano, Rommy Rojas, el nuevo programa de ordenamiento de la zona metropolitana de Querétaro, en el que están establecidas las áreas que tiene la zona, tomando en cuenta los cuatro municipios que la conforman —Querétaro, Corregidora, El Marqués y Huimilpan— para crecer y el cinturón verde que “abrazaría” a toda esta zona metropolitana.

“A partir de este documento que tendría que ser publicado en diciembre del año en curso, nosotros vemos en él una importantísima herramienta para la autoridad y para los ciudadanos, de definir dónde Querétaro puede seguir creciendo, porque hoy vemos el fenómeno de la dispersión que presenta el área metropolitana y vemos que hacia el interior todavía hay mucho espacio que se podría desarrollar sin que tengamos que irnos a las periferias, a costa de las áreas naturales”, recalcó.

Agregó que el hecho de que haya quedado establecido en el documento cuáles son las áreas naturales sujetas a preservación en las que no se debe dar ningún tipo de cambio de uso de suelo, es una herramienta valiosa para hacer valer la preservación de estos recursos.

“El tema de Peña Colorada está totalmente definido como un área de carácter ecológica, de preservación, y en el momento en que esto cobre una vigencia legal estaremos dotando a esa zona de un elemento adicional para su protección, junto con El Tángano, El Cimatario y El Batán”.

Temas Relacionados
piden reorientar crecimiento urbano