Belleza redituable. ’Edecanes no son un objeto de ornato’

Metrópoli 11/10/2015 02:39 Actualizada 02:45

A veces por necesidad, en otras por facilidad, muchas mujeres optan por trabajar de edecanes, actividad que no siempre es sencilla, pues ser vistas solo como un objeto de ornato, de acuerdo con la visión de grupos feministas, no abona a su lucha. En entrevista con Karla Suárez Romero, directora de la agencia Modelos y Edecanes (MOED), madre de dos hijos —la mayor que es también edecán y un niño de seis años— explica que comenzó esta agencia hace 10 años, debido a que ella fue edecán y algunas empresas con las que tenía trato le pedían que les consiguiera a chicas más jóvenes para sus eventos.

Precisa que se gana bien, aunque depende de la categoría de la modelo. En Querétaro y otras ciudades del país una edecán Triple AAA, que son las más cotizadas, puede ganar hasta 250 pesos la hora, aunque también depende de la marca que las contrate.

Karla Suárez señala que ella conoce a más de 300 edecanes entre Triple AAA y Doble AA, pues en el estado hay muchas mujeres que se dedican a esta actividad.

Explica que también se manejan categorías, como la Fórmula 1, “que se pudiera decir que es la más alta, que son aquellas chicas que se nota que ya pasaron por las cirugías o que se dedican al 100% a esto, chicas muy exuberantes, muy voluptuosas. Aquí en Querétaro se maneja la Triple AAA, que es una chica alta o de estatura media, bonita, de buen cuerpo, se podría decir que esos los requerimientos para ser Triple AAA”, comenta.

Y agrega que “después viene la Doble AA, que a lo mejor no necesariamente ni tiene tan buen cuerpo o a lo mejor no es tan bonita o no es tan alta. Luego, la demoedecán o demostradora, que es una chica que se requiere más para eventos de degustación, o son horarios más pesados, obviamente sueldos más bajos y no necesariamente deben de tener un buen cuerpo, sino más bien que sean agradables a la vista”.

A esta última categoría, apunta, se le puede contratar por seis horas y pagarle 250 pesos, aunque depende mucho de la marca, pues hay compañías que requieren demoedecanes por ocho horas y les quieren pagar 100 pesos por toda la jornada.

“Mucha gente piensa que ser edecán es pararse y sonreír, realmente no, estás en los tacones, durante horas parada, muchas veces, tienes cólicos, tienes preocupaciones, mil cosas que pueden estar pasando y tú tienes que estar con una imagen íntegra, el cliente no tiene la culpa, tienes que estar contenta, tienes que ser amable”, indica.

La directora de la agencia MOED precisa que muchas agencias manejan los honorarios con edecanes en una proporción de 50/50, pero cuando los presupuestos no son tan elevados, puede ser de 70/30, siendo el porcentaje menor para la agencia.

Dice que en ocasiones, las edecanes llegan a sufrir malos tratos por parte de los jefes, principalmente cuando son mujeres las que tienen que organizarlas, pues los hombres por caballerosidad, cortesía o interés suelen ser más suaves en el trato.

Añade que en Querétaro son pocas las edecanes que llegan a serlo de tiempo completo, pues generalmente son estudiantes universitarias o madres solteras que lo hacen para ayudarse; como es un trabajo donde pueden elegir los horarios y los eventos a cubrir tienen flexibilidad en los mismos, aunque la gran mayoría son el fin de semana.

Aclara que ella no contrata a menores de edad, aunque su vida profesional es breve, pues después de los 25 años se “les nota la edad. Son personas que fueron edecanes aquí, que la vida no las trató bien, o ellas no se trataron bien, y al final de cuentas comienzas a coleccionar grasita, tuviste un hijo y quedaste con pancita, entonces como que la misma vida va diciendo: ya no hay cabida aquí para ti”, expresa Karla Suárez al tiempo que puntualiza que las mujeres que se dedican más a este trabajo suelen invertir más en su físico, recurriendo a las cirugías para cumplir con los estándares de belleza establecidos, pues les atrae más ganancia.

Sobre las agencias que se dicen de edecanes que se publicitan en redes sociales y que en realidad ofrecen sexoservicios, señala que es complicado saber, más si no se conoce el ambiente “quién está jugando en serio y quien no”.

Trabajo honesto

Karla no está de acuerdo con la visión de que una edecán denigre la imagen de la mujer o que la cosifique, pues afirma que nunca se ha sentido un objeto, pues el trabajo que realizan les sirve para sacar adelante a su familia, y no significa que no tengan inteligencia o capacidad para hacer otras actividades.

Por otro lado, bajo la premisa de que la mujer no es objeto de exhibición, la activista Alicia Colchado Ariza, apunta que dentro de la Red de Feministas Queretanas han trabajo en combatir la cosificación de las mujeres en espectáculos o eventos en general.

“La mujer no es un objeto de exhibición y esta práctica de las famosas edecanes es una falta de respeto. En alguna ocasión nosotras mencionamos, paramos un evento hasta que no se sentaran las mujeres que estaban de edecanes, independientemente de que las estaban utilizando de modelo decorativo, era un abuso tenerlas de pie y permanentemente exagerando su capacidad física”, abunda.

Señala que se tiene que acabar esa práctica que califica de machista, misógina y de cosificación hacia las mujeres, al tiempo que indica que esta práctica es recurrente en los eventos deportivos.

“Ese ejercicio de exhibir a las mujeres en un ámbito donde mayoritariamente acuden y les interesa a los hombres es la muestra tangible de prácticas de dominio entre el hombre y la mujer. No importa la mujer en su participación deportiva, porque sería diferente, no importan sus capacidades, lo que importa es que satisfaga un asunto de la vista, que sea agradable para los hombres. Sí es denigrante, sí va en contra del avance que nosotras hemos impulsado a los derechos de las mujeres”, enfatiza.

Cultura de respeto

Añade que si hubiera políticas públicas tendientes a la igualdad, este tipo de prácticas no se darían en las dimensiones que se dan en México, pues lo considera indignante, además de que se les enseña a las nuevas generaciones que van a los eventos deportivos que es normal que una mujer sea vista como un objeto, reproduciendo estos esquemas.

En estos días, la Red de Feministas de Querétaro denunció que la violencia de género en ciertos lugares de la entidad aumentó en los últimos meses, por lo que pudieron lanzar una alerta de género.

Mientras que por otro lado, la diputada local por el Partido Acción Nacional (PAN), Carmen Zúñiga, llamó a las mujeres a “darse a respetar” para evitar las agresiones por parte de los hombres en la vía pública.

Los grupos feministas, en anteriores ocasiones, han denunciado que perpetuar discursos machistas y misóginos genera que la sociedad no sea consciente de la vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres.