Juventud prefiere vivir con sus padres, reporta Imjuve

Metrópoli 11/08/2014 00:02 Actualizada 03:30

De acuerdo con cifras públicas del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), en Querétaro poco más de 53% de los más 600 mil jóvenes que viven en la entidad lo hacen con sus padres, puesto que el restante busca salir de su casa, aproximadamente a los 20 años de edad, siendo los principales motivos salir a estudiar o vivir en pareja.

El número de jóvenes que viven actualmente con ambos padres representa el 53.9% de la población de personas entre los 12 y 29 años de edad, según datos.

Además, la proporción de jóvenes que vive en hogares uniparentales es mayor en el estado, con 23.8%, que a nivel nacional, con 18.7%, siendo más recurrente en este tipo de hogares vivir únicamente con la madre, con 15%; mientras que únicamente 8% lo hacen exclusivamente con su padre.

Respecto a los jóvenes que únicamente viven con su padre, por diversas circunstancias, a pesar de representar muy bajo porcentaje, las cifras muestran un claro despunte en relación con las estadísticas nacionales ya que en el país, en general, sólo un poco más de 3% de la población total vive en hogares uniparentales, dirigidos por su padre.

Mientras que en lo correspondiente al mismo tipo de hogares encabezados por la madre, el estado de Querétaro se ubica a la par del nivel nacional.

En este sentido, y de acuerdo con las estadísticas presentadas por la Imjuve, en la entidad los jóvenes aún prefieren vivir más con sus padres que con una pareja, aunque este último ocupa el tercer lugar en el tipo de arreglo residencial, por encima de la cifras que señalan el vivir con su padre, con algún otro familiar o vivir solo.

Causas para independizarse

Dichas cifras revelan que de los jóvenes que declararon haber salido de su hogar para vivir con su pareja, la principal causa que enlistan como motivo para emigrar de su núcleo familiar es por el amor. De igual forma, sólo 24.7% de los jóvenes que se encuentran en edades de 15 a 19 años, revelan ya haber iniciado su vida sexual.

Las cifras a nivel nacional, aún superan las presentadas en Querétaro respecto a los jóvenes entre 12 y 29 años que buscan vivir con su pareja, en este sentido, el arreglo residencial de jóvenes viviendo en concubinato se da principalmente entre los 25 y 29 años de edad.

Aunque también se presenta en edades tempranas, siendo entre los 15 y 19 años, apenas 4.5%, y entre los 20 y 24 años de edad, 24%; cabe señalar que en ambos casos las cifras estatales se ubican por debajo de la media nacional.