‘El sexoservicio lacera vida familiar’

Metrópoli 11/08/2014 00:02 Actualizada 09:36

De acuerdo con el vocero de la Diócesis, Saúl Ragoitía, el tema de la prostitución, es un factor que sigue lacerando la vida familiar, al involucrar varios factores: la persona que se dedica a dicho oficio, quien maneja este tipo de negocio, así como quien contrata el servicio.

En este sentido, aseguró que la intención de la Iglesia católica, es fijar su mirada, más haya de rechazar o condenar este tipo de actos, en llevar el evangelio a estas personas, hombres o mujeres, que han tomado como parte de su vida, la prostitución.

“Urge realizar una misión pastoral como Iglesia, en donde podamos ofrecer el evangelio y los brazos misericordiosos de Jesús a todas estas personas que viven o realizan esta práctica, porque es deplorable quien ha hecho de esto un negocio”, aseveró.

Sin embargo, Saúl Ragoitia destacó que quienes son más vulnerables son las personas que ejercen el oficio, y que se encuentran bajo la esclavitud de un tercero, quien a su vez las trata como objetos sexuales.

“Otra situación es quien contrata el servicio, sea quien sea es deplorable, porque puede incluso destruir una familia y provocar otro tipo de situaciones como enfermedades”, dijo.

Asimismo, indicó que la situación de pobreza es el principal factor que contribuye para que un hombre o mujer se dedique a la prostitución. Un segundo factor, explicó, es el hedonismo en el que actualmente vive la sociedad, es decir, busca el placer por placer.

“Este hedonismo se ha justificado y viene calando en la forma de actuar de personas, aunque un tercer factor es la falta de conciencia, de dignidad y respeto de la persona y del cuerpo humano, que es otro factor, ya que cuando se carece de todo esto, es muy fácil caer en este tipo de circunstancias, tanto para quien lo realiza, como para quien lo contrata”, concluyó.

Cabe mencionar que actualmente la Legislatura local, a través de la Comisión de Salud, está haciendo un esfuerzo por regular esta actividad, la cual generalmente es ofrecida por mujeres jóvenes en las calles del centro histórico, sobretodo Rio Ayutla y la Alameda Querétaro.

Aún no existe un censo en el estado. Sin embargo, la líder de trabajadoras sexuales en Querétaro, Mónica Mendoza, dice que este número se incrementó debido a la situación económica.