Ven inseguro terreno para vecinos de Las Margaritas

Metrópoli 11/07/2014 00:52 Actualizada 03:30

El predio ubicado en la delegación de Felipe Carrillo Puerto, donde se planteaba la posibilidad de reubicar las 20 viviendas que viven en riesgo en el asentamiento de Las Margaritas, no cuenta con las condiciones de seguridad para que estas familias se instalen, indicó el secretario de Gobierno Municipal, Mauricio Ortiz Proal.

“El terreno no tiene las condiciones que quisiéramos en la posibilidad de dotar servicios básicos a esta gente para poder trasladarlos ahí; nos parece irresponsable sacarlos de un lugar para ponerlos en otro donde podrían presentar una problemática distinta”, comentó.

Aunado a lo anterior, el funcionario público municipal aseguró que se buscará otro espacio que se encuentra ubicado en San José El Alto, con el fin de que estas familias puedan encontrar seguridad y evitar el riesgo que corren en Las Margaritas.

Mauricio Ortiz Proal señaló que este procedimiento no es fácil, ya que hay que hacer una serie de trámites de carácter administrativo que no permitan que estas decisiones se tomen de un día para otro, sin embargo, garantizó que la autoridad se encuentra permanentemente monitoreando cuáles son las condiciones que se viven en el asentamiento Las Margaritas.

“Estamos en búsqueda de otro predio para poder canalizarlo, siempre y cuando contemos con la voluntad de estas 20 familias que se encuentran establecidas sobre un posible lecho de un río que eventualmente, cuando llueva, ahí el agua tomaría esos causes”, estableció Mauricio Ortiz Proal.

El titular de la Secretaría de Gobierno del municipio de Querétaro resaltó que las 20 familias ya se encuentran informadas de la situación y la mayoría está de acuerdo con reubicarse, por lo que esperan a que la autoridad determine en qué lugar será conveniente este traslado.

“Muchas de estas viviendas están armadas con madera, forradas con plásticos”, recordó.

Agregó que en el municipio de Querétaro existen cerca de 250 asentamientos humanos irregulares, de los cuales únicamente pueden ser rescatados sus habitantes en dado caso de que se encuentren en condiciones de riesgo.