Alejandro Echeverría Cornejo: “Tenemos deuda con víctimas”

Anunció la transformación de la PGJ en la Fiscalía General del Estado, en concordancia con la implementación a nivel nacional del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Asimismo, detalló que este esquema tendrá como objetivo saldar una deuda histórica con las víctimas de un delito.
Procuraduría de Justicia del Estado de Querétaro (PGJEQ), Fiscalía General del Estado de Querétaro, justicia, víctimas,
11/04/2016
01:29
Lenin Robledo
-A +A

Desde muy joven tuvo la convicción de trabajar en la Procuraduría General de Justicia, es por ello que Alejandro Echeverría Cornejo, actual procurador del estado, migró de su natal Michoacán en busca de una oportunidad en Querétaro, donde inició su carrera como policía investigador dentro de esta institución, para escalar de manera gradual distintos cargos hasta ocupar el día de hoy la titularidad de la PGJ.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, Echeverría Cornejo, quien cuenta con una experiencia de casi 30 años en temas de seguridad, habló sobre los logros de la dependencia a su cargo en los últimos seis meses, así como los retos que vienen.

Anunció la transformación de la PGJ en la Fiscalía General del Estado, en concordancia con la implementación a nivel nacional del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Asimismo, detalló que este esquema tendrá como objetivo saldar una deuda histórica con las víctimas de un delito.

Usted ha trabajado en todas las áreas de la Procuraduría, desde ser policía de investigación hasta ocupar actualmente el cargo de procurador. ¿Qué significa para usted la Procuraduría General de Justicia?

Cuando se me invita a ser procurador, yo acepto este reto por varias razones. Una porque, en primer lugar, esta era mi casa, yo así la considero y sentía que mi ciclo profesional debía terminar en mi casa. Número dos, el crecimiento profesional de darme la oportunidad de ocupar el cargo máximo dentro de la institución que me vio nacer era una de las satisfacciones personales. La tercera, no menos importante, es que nos estábamos dando cuenta –con otras personas con las que siempre he estado ligado en este tema– de que la seguridad estaba empezando a decaer, empezaba a tener algunas deficiencias, estaba creciendo la inseguridad y eso iba a afectar a nuestras familias, a las personas que queremos, aunque yo no soy de origen queretano, pero mis hijos sí son queretanos, me casé aquí en Querétaro y aquí vive prácticamente mi familia y esas son algunas de las razones por las que acepté el reto.

La seguridad es una de las banderas del gobernador Francisco Domínguez y tal parece que confió el tema en personas de su total confianza, ¿cómo enfrenta este reto Alejandro Echeverría?

Lo enfrentamos desde un punto de vista muy integral, sería un error de mi parte decir que la procuraduría es quien va a resolver los problemas de inseguridad. Trabajamos en un proyecto muy fuerte desde el año pasado con un grupo de personas, justamente, con la idea de cambiar esta percepción y los índices y estadísticas de inseguridad de Querétaro; pero también me parece que lo más importante para lograr esto es el equipo que puede apoyarte, auxiliar; los hombres y las mujeres que de alguna manera se han comprometido, se han puesto la camiseta.

Desde mi punto de vista es un acontecimiento histórico donde verdaderamente las diversas áreas que tienen que ver con la seguridad, la procuración e impartición de justicia, están coordinados y alineados con un solo fin. Es un proyecto único que tiene sólo una finalidad, que es mejorar el servicio de seguridad y de impartición de justicia aquí en el estado.

¿Esa integralidad no existía antes en el estado?

A mi juicio no existía antes. Me parece que si eso hubiera sucedido no habría pasado lo que pasó, no hubiera decaído tanto la seguridad y me parece que justamente la fortaleza de todo este equipo que se está conformando efectivamente es un equipo, que hay un liderazgo y que efectivamente tiene un rumbo y tiene un fin, mejorar la seguridad de todos los queretanos.

Procurador, estamos a seis meses de haber iniciado esta administración, los retos eran muchos. ¿Cuál es su balance de esos primeros meses al frente de la procuraduría?

Hemos logrado algunos números importantes y de manera muy particular hemos bajado la incidencia delictiva en un 17% en el robo a comercio, es decir, en los últimos seis meses ha habido menos de 200 robos a comercio y esto gracias a muchas detenciones de todas las áreas. El secuestro bajó en un 14%, la extorsión en un 20%, el robo a vehículo en un 2%.

Hay otros números interesantes en materia de narcomenudeo. Te puedo decir que los detenidos se incrementaron en un 292”; el aseguramiento de dosis de cocaína se incrementó en un 159”, las dosis de mariguana en un 929”, las dosis de metanfetaminas se recuperaron en un 732”. El aseguramiento de vehículos en este rubro de narcomenudeo se incrementó en un 200” y el cateo, que es una parte fundamental en este trabajo se incrementó en un 466”, en comparación con los seis meses anteriores.

Nosotros decidimos atacar este flagelo de narcomenudeo porque consideramos que es una parte medular no sólo en la percepción de la seguridad sino que consideramos que es un aliciente o un indicativo que motiva muchas veces a cometer muchos delitos; porque muchos jóvenes que cometen un delito, y de forma particular robo a comercio, es para cambiarlos por algún tipo de droga; si les quitamos la fuente de esa distribución, les vamos a quitar una motivación que es el cometer algún delito.

Pero por otro lado, también cuando los jóvenes se empiecen a estimular a través de las drogas, eso genera que por el alto grado de intoxicación en el que se encuentran, se cometan más delitos. Por eso creemos que es una parte muy importante en el área de seguridad el poder combatir este tema, porque podemos inhibir muchos delitos que como consecuencia de esto se cometen.

En el proceso de la implementación del nuevo Sistema de Justicia Acusatorio, hay un tema que hay que destacar y es la protección a las víctimas. ¿Qué hay que saber antes y después de este nuevo sistema de justicia?

Me parece que es una deuda histórica la que tenemos con las víctimas. Pareciera que la Procuraduría General de Justicia, su razón constitucional de ser, es la investigación y la persecución del delito, pero la razón de ser para muchos que no conocen el trabajo de la procuraduría pareciera que es nada más agarrar delincuentes.

¿Por qué digo que tenemos una deuda histórica con las víctimas?, porque me parece que fue un tema que durante muchos años se descuidó, y que es el área que hoy por hoy nos deberíamos preocupar mucho más. No solamente porque lo marca la Constitución, no solamente porque el gobernador marcó justamente desde su campaña una atención prioritaria a las víctimas, porque él anunció desde su campaña que iba a crear un seguro para todas aquellas personas que habían sido víctimas del delito y ese seguro.

Una vez que inicie el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio será una realidad, estamos hablando de un fondo compensatorio que va a determinar mediante ciertas reglas y mediante ciertos protocolos el apoyo que se les debe dar a las víctimas. Es decir, si tú fuiste víctima de un robo tienes derecho a una reparación del daño y anteriormente la única posibilidad que tú tenías para acceder a la reparación del daño es que se detuviera al delincuente, que el delincuente aceptara su responsabilidad, pero que aceptara repararte el daño y se quedaba en la cárcel  y nunca te pagaba y la víctima jamás reparaba su daño.

¿En qué consistirá este seguro, este fondo compensatorio que beneficiaría a las víctimas?

Este fondo compensatorio no sólo va a reparar el daño desde punto de vista económico, obviamente con ciertas reglas y normas y deberá aplicar para determinadas personas: las más vulnerables, las más necesitadas y las que normalmente no tienen manera de recuperar lo que pierden.

Pero no solamente existirá este fondo compensatorio sino que también hoy en día nos estamos preocupando porque la atención a las víctimas sea mucho más integral. Es decir, lo que más se privilegiará en un proceso es la reparación del daño y también la atención a la víctima, que cuente con los apoyos con los que siempre debió de haber contado, con los apoyos que la Ley General de Víctimas establece hoy, que en principio tenga un asesor jurídico, un psicólogo y atención médica, que en todo momento sea acompañada durante el proceso del inicio de su averiguación previa, durante el proceso judicial y hasta la conclusión.

En primera porque la Ley General de Víctimas así lo establece y luego porque tenemos esa deuda histórica con la víctima y obviamente porque hoy en día se deben cumplir estos protocolos y esta normatividad de atención a la víctima.

No podemos estar revictimizando a las personas que de alguna forma ya fueron víctimas de un delito. ¿A qué me refiero?, cuando las cuestionamos, cuando no las atendemos, cuando les exigimos, cuando no se les da la atención adecuada, cuando le preguntas una y otra vez, y alguien más otra vez, cuando los pones frente al delincuente, etcétera. No podemos estar revictimizando más a la víctima, necesitamos darle una atención integral, reparar su daño y cubrir esa deuda histórica que tenemos con la víctima.

Van a acceder al Fondo Compensatorio para Atención a la Víctima aquellas personas que sean víctimas de un delito patrimonial y todas aquellas personas que sean más vulnerables o que tengan una mayor necesidad. Esto es para las personas físicas, para las personas de mayor necesidad, este fondo no aplica para empresas, cadenas comerciales, industrias; sí aplica para todos los delitos patrimoniales y para algunos negocios, como tienditas.

Este fondo lo va a manejar el área de Víctimas y este es un punto importante porque la procuraduría dejará de ser procuraduría y tendrá que llamarse fiscalía […] Habrá un protocolo donde el estado te dirá si tienes derecho a que se te repare el daño a través del estado y se va a cubrir hasta determinado porcentaje. El estado te resarcirá en un 60, 70% aproximadamente y te repara el daño, siempre y cuando se cubran ciertos protocolos y requisitos y se demuestre que fuiste víctima de algún delito.

Importante noticia. Me puede dar más detalles de esta transición que nos comenta, acerca de que la procuraduría desaparecerá y pasará a ser fiscalía.

La procuraduría tendrá que pasar a la denominación de Fiscalía General del Estado para estar alineada con la Fiscalía General de la República y con la normatividad vigente que se viene a nivel país; obviamente la Fiscalía estará representada por un fiscal general, por los vicefiscales y por los fiscales que van a enfrentar la investigación y persecución del delito.

¿Qué tiene de interesante el nombre de Fiscalía?. En el nombre de Fiscalía va implícito la parte más importante de todo esto: su autonomía. La autonomía implica una independencia, implica que debe tener una autonomía jurídica, una autonomía y patrimonio propio, que tiene una independencia del Poder Ejecutivo y que tiene una finalidad muy grande, número uno, que todas sus actividades sean más transparentes, que se combata la corrupción pero sobre todo, el cumplir con una norma que nunca se ha cumplido: que esté en igualdad de circunstancias.

La fiscalía se independiza de los poderes y su actuar es justamente independiente a estos poderes, justamente será la razón por la que deberá tener mayor credibilidad, transparencia y eficiencia; hoy en día dependemos del Poder Ejecutivo.

Hay cosas que no puedo adelantar mucho porque apenas está en proceso la reforma constitucional que le va a dar vida a la fiscalía y una vez que la reforma sea aprobada por el pleno de la Cámara de diputados, a partir de ahí nos arrancamos con las demás normas, es decir, la Ley de la Fiscalía, que va a decirnos cuál va a ser su organigrama, sus funciones y de qué manera va a trabajar.

¿Esta recomposición no afectará la operatividad en cuando al combate al crimen y las tareas que lleva a cabo actualmente la procuraduría?

El gobernador es uno de los mayores impulsores de esta recomposición, es uno de los mayores creyentes de la fiscalía. Como senador fue un impulsor para que la Fiscalía General de la República se aprobara, ya que él respalda la autonomía y su creación en Querétaro. Es una pregunta muy importante, porque seguramente mucha gente va a pensar que la fiscalía al no tener una dependencia del estado se va a debilitar y yo te diría que más bien es todo lo contrario: la fiscalía, por su forma de actuar, tendrá que fortalecerse, porque seguramente serán los propios ciudadanos los que nos ayuden en este fortalecimiento y a crecer en las nuevas funciones de la fiscalía.

¿Cuáles son los retos, los delitos que preocupan más a la procuraduría y en los que hay que poner especial atención?

Los delitos que invariablemente más nos preocupa y que incluso son los que más afectan a los ciudadanos son los delitos patrimoniales, el robo a casa habitación y el robo a vehículo y es donde vamos a poner mucha atención y estoy seguro que en cuanto tengamos la tecnología que está por llegar nos va a ayudar bastante.

El reto es mejorar, dar una mejor atención y ser más eficaces en la procuración de justicia. El compromiso es sencillo, se va a cumplir. Hoy estamos haciendo algunos ejercicios derivado de la implementación del nuevo sistema de justicia, dentro de dos meses va a ser muy sencillo denunciar los hechos, prácticamente desde el lugar donde se ubiquen. Es decir, se termina ese trámite tan engorroso de acudir a las agencias, de esperar en la cola.

¿Cuál sería su mensaje a la ciudadanía, toda vez que la dependencia no goza de muy buena imagen en la procuración de justicia?

Ojalá la gente confíe en esta nueva institución pero que además, que haga suyo el sistema, porque si no, difícilmente vamos a avanzar y vamos a crecer, porque tenemos una cultura complicada y difícil de entender.

Comentarios