Se encuentra usted aquí

Buscan cambiar ante matemáticas

11/04/2016
01:29
-A +A

Se designará como Año de las Matemáticas el próximo ciclo escolar 2016-2017 en todos los niveles educativos del estado, con el propósito de fomentar ésta área del conocimiento, indicó Alejandro Díaz Barriga, investigador del Instituto de Matemáticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Juriquilla.

“La idea que tenemos el próximo ciclo escolar es anunciar el Año de las Matemáticas, a partir de agosto o septiembre. La idea es trabajar en todos los niveles, desde preescolar hasta articular algunos institutos de investigación. Queremos cambiar la actitud de los estudiantes con respecto a las matemáticas. Si logramos cambiar esa actitud, tendremos un estudiante más activo a la hora de trabajar matemáticas”, explicó.

Refirió que en su etapa como presidente de la Sociedad Matemática Mexicana, encabezó un estudio para determinar la aceptación de las matemáticas en los infantes. Derivado de este trabajo, se concluyó que en la etapa inicial de su educación, esta materia es bien aceptada; sin embargo, hay un punto en el que se presenta, incluso, una especie de animadversión hacia el conocimiento matemático.

“Entrevistamos a niños de preescolar y de primero de primaria, la mayoría de estudiantes en esa etapa les encantan las matemáticas; pero en sexto año de primaria y en secundaria, la mayoría de los niños entrevistados, no sólo no les gustan sino que las detestan, es decir, algo hacemos la sociedad en general, desde los padres y los maestros, porque les vamos transmitiendo a los niños que las matemáticas son difíciles o que están hechas para los genios”.

Destacó los beneficios que supondría el hecho de impulsar el conocimiento de las matemáticas, especialmente en los estudiantes de educación básica y media superior, ya que eso, dijo, permitiría formar seres humanos más reflexivos. “Es hacer una matemática más humana, algo que se está construyendo día con día y eso automáticamente hace que tengamos un ser humano más reflexivo, no solo en el ámbito de la matemática, sino en el ámbito de cualquier problema profesional o de la vida cotidiana, lo que permitiría tener una mejor calidad de vida”, señaló el investigador.

El catedrático de la UNAM, Alejandro Díaz Barriga, dijo que otro de los beneficios de impulsar el conocimiento matemático en los estudiantes, se reflejaría en la parte utilitaria y práctica, es decir, que los ayude a tener una mejor comprensión y gestión de las finanzas personales. “Esta parte operativa del ser humano de cómo gestionar sus finanzas personales, le puede dar una mejor calidad de vida en la toma de decisiones, a nivel familiar o a nivel escolar. Por ejemplo, si quiere comprar un auto y preguntan cuánto es la mensualidad y ven si la pueden pagar o no, pero no se preguntan qué intereses están pagando, no se preguntan si eso les conviene o no, desde el punto de vista financiero. Esencialmente nos han vuelto bastante flojos a la hora de hacer la cuenta”.

Dijo que es necesario hacer una matemática más cercana a la cotidianeidad.