Ordenará obispo a 11 diáconos en el estado

10/09/2015
01:44
-A +A

Este viernes 11 de septiembre, el obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, ordenará en el estado a 11 nuevos diáconos de diferentes parroquias de los municipios queretanos, y de Guanajuato. Así lo informó el vocero de la Diócesis de Querétaro, Saúl Ragoitia.

Indicó que esta ordenación se da en el marco del trigésimo tercer aniversario de ordenación sacerdotal de Armendáriz Jiménez.

De acuerdo con el vocero, el diácono ha recibido la segunda de las órdenes mayores que otorga la iglesia, y que tiene entre sus funciones anunciar el evangelio, bautizar, asistir al sacerdote en el altar, distribuir la comunión y “dar testimonio cristiano”; para así ayudar a las personas más pobres y necesitadas.

“Se van a ordenar a estos 11 jóvenes, que en un posible futuro no muy lejano serán próximos sacerdotes. Es un dato hermoso, alentador que nos llena de grandísima satisfacción y esperanza para toda la Diócesis de Querétaro. Actualmente tenemos 250 sacerdotes diocesanos”, comentó Ragoitia.

Refirió que, en los últimos 20 años, en promedio se ordenaron siete sacerdotes por año, por lo que la Diócesis de Querétaro, respecto a otras sedes eclesiásticas, representa un número significativo “que se traduce en que sigue habiendo vocación entre los jóvenes para ejercer el sacerdocio”.

“Si esta cifra la equiparamos con el crecimiento poblacional, resulta menor. Pero seguimos haciendo promoción vocacional en cada una de las parroquias, promoviendo este llamado especial. Además, lo importante es que en nuestros seminarios hay muchos jóvenes. Actualmente, más de 100 en formación”, comentó.

El vocero comentó que dentro de esta cifra se encuentran jóvenes que están estudiando la secundaria en Conca, en el curso introductorio que se realiza después de la preparatoria en Galindo y en el seminario de Hércules, en el que se encuentran el seminario menor; con alumnos de preparatoria, y el mayor; con alumnos de filosofía y teología.

“Son más de 100 alumnos que siguen en este proceso de formación, lo cual es muy significativo; generalmente entran grupos de 20 a 30 y pudiesen llegar dos o tres al sacerdocio, por el proceso; ya que mínimo son ocho años de preparación después de la preparatoria.”

Respecto a la seguridad en el estado, Ragoitia comentó que más que preocuparse por la situación, la iglesia se ocupa en seguir promoviendo la paz, sobre todo porque, aseguró, “hoy se está percibiendo un deterioro social y de crisis”.

“Se ha intensificado el trabajo pastoral en un estado de perseverancia, porque no podemos bajar las manos y dormirnos. Hoy estamos trabajando con mayor intensidad . Lamentablemente, en la mayor parte de las colonias de la periferia hay narcomenudeo y drogadicción; es un fenómeno generalizado”, destacó.