“Estrés” aumenta por nuevos habitantes

Metrópoli 10/08/2014 00:01 Actualizada 12:51

Ante la llegada de casi 200 personas diarias a Querétaro, el número de problemas y beneficios aumenta, sin embargo, existen algunos síntomas o repercusiones que sienten los queretanos al tener nuevos vecinos, compañeros de trabajo o amigos.

De acuerdo a especialistas, con el arribo de nuevos habitantes en el estado el nivel de estrés en los queretanos aumenta debido a la inseguridad que sienten al desconocer qué tipo de personas arriban, así como el temor a que les quiten su fuente de empleo y sentir presión al momento de conducir en el tráfico.

La sicóloga social Lizbeth Morales Osornio destacó que dentro de los principales miedos se encuentra el desconocer a tus nuevos vecinos, sus costumbres, su forma de vida, y sobre todo su lugar de origen.

“La inseguridad, el temor de no saber de dónde vienen o a qué se dedican, más si son personas de ciudades o municipios en donde pueda decirse que hay problemas sociales o violencia y están catalogadas como personas problemáticas les da miedo, por ejemplo si vienen personas del Distrito por lo que se piensa de ellos, piensan que pueden ser personas secuestradoras o delincuentes, y ese es el principal temor que les pudiera generar”, señaló.

Morales Osornio subrayó que la migración ha acompañado a la humanidad a lo largo de toda su historia y principalmente en momentos de crisis económica, o de inseguridad como lo es en la actualidad, donde se buscan nuevas oportunidades y una solución.

De acuerdo a la especialista, de entre las razones principales para emigrar a otro estado pueden ser personales, circunstanciales o de trabajo, pero la principal son los deseos de comenzar una nueva etapa y lograr una mejoría en la

vida personal.

En la actualidad los niveles de inseguridad han ido en aumento principalmente en algunas zonas del país y Querétaro es visto como un estado tranquilo en el que se puede vivir bien hasta el día de hoy.

Por lo que, declaró, el aspecto positivo de la migración es ese enriquecimiento que tendrá el conocer nuevas culturas o el tener la posibilidad de mejorar no sólo económicamente sino también intelectualmente. De igual forma señaló que las personas que llegan de otro estado o país, y las que los reciben, necesitan adaptarse rápidamente a la nueva situación, por lo que indicó que en este sentido aparece un fenómeno conocido como “estrés”, el cual surge como un estado de alerta y activación del cuerpo de forma “instantánea”.

Desafortunadamente cuando este fenómeno aparece se presenta en dosis altas, se entra en un estado de ansiedad tanto para los que llegan a establecerse, como para los queretanos que los reciben. Por último, refirió que lo principal es que las dos partes lleguen a adaptarse a los cambios que se sufren, por lo que las personas que han radicado toda su vida en la ciudad deben entender que dichos cambios no pararán.