Bajan ventas de marcos

Metrópoli 10/03/2013 02:43 Actualizada 09:00

Olga Ortiz Rosas atribuye las bajas de ventas de su negocio a la falta de interés de las personas por guardar sus recuerdos, además, asegura que la economía también influye para que la gente ya no acuda a enmarcar sus fotografías, diplomas o algún otro objeto que quieran tener presente en los muros de sus casas.

Pese a ambas situaciones aún hay personas que contribuyen para que Marcos y Posters, su negocio, se mantenga vivo y siga ofreciendo sus servicios a quienes gustan de enmarcar momentos importantes de sus vidas.

Olga es la encargada del local situado en el número 14 de la calle Arteaga. Luego de dos años de que decidió emprender su negocio en donde vende posters y ofrece servicio de enmarcado, se ha dado cuenta de que las ventas no son óptimas.

Aunque habitualmente recibe entre cinco y seis clientes por día, hay ocasiones en que la ausencia de ellos predomina.

“Las ventas están muy bajas, pero como la tienda no hay artículos de primera necesidad no es algo que la gente busque con frecuencia o que diga ¡ah voy a ir a comprar un poster! y menos en estos tiempos”, aseguró la joven.

En el establecimiento de Olga hay marcos de diversos tipos, el precio varía según el tipo, el tamaño, el material en que están hechos.

“Tengo enmarcados como los rústicos que son los más económicos, por ejemplo una tamaño fotografía que es un 28 por 35 milímetros te cuesta 85 pesos y hay otros de 145, el precio depende del marco”, explicó.

Por otra parte, dijo que las nuevas tecnologías han propiciado que las personas mantengan sus recuerdos en memorias digitales. “La gente ya no acostumbra enmarcar sus fotos; luego me platican que tienen muchas y como son tantas se les dificulta protegerlas todas por el costo generado. Aunque hay precios económicos si enmarcas 10 fotografías pues ya es algo (de dinero)”.

Desde hace siete años se dedica a este oficio. Anteriormente, Olga trabajaba en un negocio cuyas propietarias le dieron la oportunidad de aprender, con el paso de los años optó por independizarse.

Comentó que durante este tiempo lo más raro que le han pedido enmarcar fueron unos cascos de futbol americano. “Con eso no le pude ayudar, porque son de bolita y pues se necesita un trabajo especial”.

Asimismo Olga externó que pese a las bajas ventas, gusta de hacer su trabajo pues cada segundo invertido significa un momento de satisfacción para la joven vendedora. Por trabajo dedica entre 20 y 25 minutos, aproximadamente.

Finalmente invitó a la gente para que enmarque sus recuerdos, fotografías, diplomas, posters, pinturas y de más objetos. “Que vengan, es un trabajo muy noble, aquí estamos para servirles”.

De lunes a viernes, el negocio de Olga abre desde las 9:30 a las 14:00 horas y de 15:00 a 19:00 horas, mientras que el sábado inicia labores a las 10:00 horas y cierra a las 15:00 horas. El domingo no hay servicio.

Temas Relacionados
bajan ventas marcos