UAQ atiende mordidas de especies venenosas

09/08/2016
01:43
-A +A

Los biólogos especialistas de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) apoyan a los hospitales generales del estado en la atención de pacientes mordidos por arañas y serpientes o picados por alacranes, sobre todo, en los casos en los que las víctimas no responden al tratamiento que se aplica en hospitales.

Sandra Cruz Pérez, responsable técnica del vivario de la institución, que alberga el aracnario y el herpetario de la UAQ, destacó la participación y apoyo de esta institución.

“Nuestra participación se da, sobre todo, cuando los médicos ingresan los antivenenos al paciente y no tienen el efecto deseado, debido a que para elaborar los antídotos no se utilizan los venenos de todos los ejemplares”, detalló la investigadora.

Asimismo, comentó que su trabajo es determinar la especie que afecta a los pacientes para decidir la mejor medicina y su dosis.

“Lo que nosotros hacemos es entrevistar a las víctimas y, con base en la zona geográfica donde sucedió el incidente, así como la descripción del ejemplar, determinamos cuál es la especie agresora y así establecemos tanto la dosis como el antiveneno que corresponda”, señaló.

Cruz Pérez manifestó que, en caso de que no concuerden los síntomas con la posible identificación del animal ponzoñoso, se contacta al investigador mexicano Alfredo Luis Chávez Haro y al Instituto Bioclon, líder mundial en la investigación, desarrollo y producción de antivenenos, para brindar una atención más completa.

Refirió que, si se necesita, la Facultad de Ciencias Naturales también cuenta con el apoyo de la Unidad Estatal de Protección Civil para efectuar el traslado aéreos de los pacientes.

Hasta el momento, los hospitales que han solicitado el apoyo para la investigación y tratamiento de mordeduras y picaduras son los generales de Cadereyta, Amealco, San Juan del Río, Jalpan y Querétaro.

“Pero cualquier hospital que nos llame, con gusto le brindamos la atención”, afirmó la bióloga encargada del vivario de la Facultad de Ciencias Naturales de la UAQ.

Mencionó que, generalmente, estas patologías se llevan a cabo en mayor medida en las áreas rurales, “por lo que en estas zonas nuestra participación es mayor”.

Sandra Cruz Pérez recomendó que, para prevenir la incidencia de picaduras o mordeduras de animales como serpientes, arañas y alacranes, lo mejor es mantener despejada las áreas de residencia y de trabajo.

También sugirió sacudir ropa y zapatos diariamente antes de ponérselos, así como usar guantes de carnaza para proteger las manos cuando se requiere meterlas en zonas peligrosas.

“Hay que recordar que afortunadamente no hemos tenido en los últimos años ninguna muerte a causa de mordeduras o picaduras, ya que contamos en el estado con un sistema hospitalario eficaz en el tratamiento de estos accidentes”, concluyó.