Temen vecinos por aumento de drogadicción

Metrópoli 08/11/2015 01:36 Actualizada 01:39

Vecinos del barrio de San Francisquito, en el centro de la capital queretana, comentaron que en las últimas semanas han notado la presencia de jóvenes que se drogan en las calles de 21 de Marzo y Doctor Lucio, por lo que piden a las autoridades mayor presencia policial en la zona, pues temen que su integridad se vea afectada.

Por cuestiones de seguridad pidieron no dar sus nombres, pues comentan que en esta colonia la mayoría de las personas se conocen, y temen posibles represalias.

Comentaron que en esta colonia, considerada la más antigua de Querétaro, siempre se ha tenido este problema, sin embargo, de tres o cuatro semanas a la fecha se ha hecho más evidente su existencia.

“Desde las 10:00 de la noche es posible encontrarlos en las esquinas, están en bolitas fumando marihuana o inhalando solventes, por lo que me da miedo que un día me desconozcan y me hagan algo”, comentó uno de los vecinos de la zona.

Como lo mencionó este vecino de alrededor de 50 años de edad, en algunas ocasiones están tan drogados que no reconocen a los propios habitantes de la zona.

Explicó que hace un par de semanas una pareja caminaba por la calle de Jalisco, de la misma colonia, y fueron asaltados; les quitaron sus carteras y celulares, pero la preocupación de los vecinos es que la chica estaba embarazada y el susto le pudo hacer daño.

En tanto, otros vecinos comentan que en plena luz del día les han abierto o “cristaleado” sus autos, para después robar sus objetos de valor; aunque es más común el robo de las baterías, el cual se registra frecuentemente en la calle de Las Artes.

También reportaron que cerca de la calle Industria, por las noches se escucha una motocicleta haciendo ruido similar al de arrancones, y el sonido es tan fuerte que en ocasiones activa las alarmas de los vehículos estacionados por ahí.

“Se oye una moto que pasa a todo lo que da en la noche, hay veces que es la 1:00 o 2:00 de la mañana y nos despierta el ruido; ya nos hemos asomado, pero no sabemos quién es”, dijo una habitante de ahí.

Reconocieron que hace un par de semanas se empezó a ver mayor presencia de policías en motocicleta, sin embargo, esto fue un par de días, por lo que solicitan el apoyo para vigilar la zona; sobre todo entre las calles que comprenden el tramo entre Luis Pasteur e Insurgentes queretanos, “pues en ellas ha aumentado el número de jóvenes que consumen drogas”.

Reiteraron que temen por su seguridad, y si bien no piden que se retire a los jóvenes, sí que se verifique el estado en el que se encuentran, pues dicen, en otras circunstancias son buenos vecinos.