Policía de San Juan golpea a esposa y huye con hijos

Metrópoli 08/08/2014 00:41 Actualizada 03:30

Ana Graciela de Jesús Esquivel denunció haber sido golpeada por su esposo Isaac Rodríguez Frías, actual policía municipal de San Juan del Río, quien tras un altercado con su cónyuge abandonó su hogar y se llevó a dos menores de edad; la mujer solicitó apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública al no saber el paradero de sus hijos desde la semana pasada cuando ocurrieron los hechos.

La afectada refiere que el 1 de agosto se generó una discusión entre la mujer y su esposo, las agresiones verbales pasaron a físicas cuando el elemento policía la golpeó para enseguida sustraer de la casa a Isaac y Ximena niños de 8 y 4 años de edad, respectivamente.

Aunque la afectada intentó iniciar una denuncia ante el Ministerio Público, personal de la dependencia descartó que la sustracción de menores pudiera ser catalogada por delito al ser el padre quien se llevó a los hijos; sin embargo, fue iniciado el proceso por las agresiones físicas que ocasionara Isaac Rodríguez a la mujer.

El lunes 4 de agosto, la afectada junto con su abogado acudió a las instancias civiles para interponer el proceso de divorcio y quedó asentado el hecho de que el esposo había sustraído a los menores aunque por este hecho no hay delito que perseguir, según le refirieron las autoridades.

Luego de interpuesta la demanda de divorcio se notificó al oficial de policía para que acudiera a los juzgados en un intento de conciliar y de que éste proporcionara información a la madre sobre la ubicación de los hijos, pero se negó a dar datos de los menores.

“Ya lo citaron, no llevaba a los niños, le pedí que me dijera dónde los tiene y no quiso decirme nada, tengo derecho a verlos, soy su madre y me preocupo por ellos, dice que tiene derecho a estar con ellos pero yo también y de saber si están bien, si están siendo bien cuidados con quién los deja”, dijo.

Sin embargo, Ana Graciela dijo temer por la salud de sus hijos pues hasta el momento su papá se ha negado a proporcionar datos de la ubicación de los menores.

El oficial lleva tres años laborando en la corporación policiaca, y aunque por el momento no se le puede fincar alguna responsabilidad legal por haberse llevado a los menores, la madre insistió en su derecho de estar con sus hijos.

Sobre el caso, el secretario de Gobierno, Vicente Pérez, se comprometió a darle seguimiento y conocer la situación en la que está laborando el oficial de policía.