Llaman a tratarse dolencias de espalda

Metrópoli 08/08/2014 00:41 Actualizada 09:54

Es necesario que los niños acudan entre los 8 y 16 años para una consulta preventiva y evitar así problemas de espalda.

Una mala postura es una desalineación del cuerpo, sin equilibrio ni armonía de los músculos entre sí. La mayoría de los casos son derivados del uso de mochilas pesadas en niños y adultos, en las mujeres el uso de tacones muy altos o inadecuados y que no tengan una horma adecuada —muy anchos o estrechos—, entre otros.

De acuerdo con la doctora Catalina Lara, médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General Regional (HGR) número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, las posiciones viciosas, como dormir mal, boca abajo, “hecho bolita”, con las manos hacia arriba o dormir sobre las manos, son otros factores que causan problemas de adormecimiento de manos y brazos, por lo que los pacientes pueden referir dolor, calambres, sensación de cansancio, ardor en la espalda y dolor de cabeza.

Indicó que poco más de 80% de la consulta de Medicina Física y Rehabilitación está relacionada con defectos de postura en los derechohabientes, por ello, cuando el paciente llega al servicio acude por las complicaciones que conlleva, como hernias de disco, operaciones de columna cervical o lumbar y problemas de rodillas, ya que una mala pisada lleva a una descarga inadecuada de peso, lo que deriva en un desgaste de rodillas o caderas que conlleva a un problema de columna.

La doctora Lara señaló que dos mujeres por cada hombre presentan algún enfermedad derivada de la mala postura, ya que son ellas las que se lastiman en mayor medida mientras realizan las actividades del hogar, como barrer, tender la cama, trapear; y al no saberse agachar, generan un problema. Las personas de entre 25 y 40 años, en la edad productiva, llegan a padecer también más complicaciones, debido a las actividades que llevan a cabo en su lugar de trabajo; además de que la falta de actividad física para liberar las cargas de tensión fomenta las malas posturas y el dolor.

El tratamiento que reciben los pacientes es básicamente fisioterapéutico y de higiene de postura (inclusive después de cursar un procedimiento quirúrgico); este último consiste en enseñar al paciente a agacharse correctamente; cómo levantar algo del suelo; cómo levantar objetos pesados; cómo levantarse de la cama; cómo levantarse de la taza del baño y algunos ejercicios que están encaminados a fortalecer músculos que estén débiles.

Los pacientes en tratamiento llegan a recibir de 20 a 25 sesiones para su recuperación, siempre y cuando se trabajen los factores condicionantes como el sobrepeso u obesidad, así como seguir con las rutinas de ejercicios y tratar de mantener una buena postura, con un ejercicio muy sencillo, que es ponerse un libro en la cabeza para que el paciente trate de mantener una postura correcta.

Temas Relacionados
llaman tratarse dolencias espalda