Rechazan construir aula en primaria de alta demanda

Metrópoli 08/07/2014 00:05 Actualizada 03:30

La primaria “Luis Donaldo Colosio Murrieta” de Solares Banthí, considerada escuela de alta demanda por la Unidad de Servicios para la Educación Básica del Estado en San Juan del Río, registra afectaciones severas en una de sus aulas prefabricadas, denunciaron docentes y padres de familia.

Sin embargo, pese a la queja la USEBEQ ha desechado la posibilidad de construir un nuevo salón en la institución, aseguraron autoridades.

La directora de la institución, Irma Rivera Contreras, señaló que diariamente acuden en promedio seis padres de familia para solicitar el ingreso de sus hijos a la institución localizada en una de las comunidades con mayor crecimiento en San Juan del Río y que por ello ha sido señalada como institución de alta demanda.

Recientemente una de las ventanas de esta aula se desprendió ocasionando lesiones leves a un alumno y al docente, aseguró. Agregó que tras el reciente periodo de lluvia se han detectado filtraciones de agua en el techo, por lo que esta infraestructura ya no se emplea para impartir clases.

El edil Fabián Pineda acudió a la institución para presidir el acto cívico de cada lunes, comprometiéndose con las autoridades municipales a construir un arco techo para el patrio principal, ahí los docentes y padres de familia aprovecharon para solicitar la gestión de una nueva aula.

El ingreso de estudiantes a esta escuela depende de los resultados del examen de colocación para instituciones de alta demanda, pero además, la institución enfrenta el problema de insuficiencia de infraestructura debido a que el aula prefabricada se ha deteriorado rápidamente y el grupo escolar fue reubicado a una bodega de la institución.

Fue en 2011 cuando padres de familia demandaron la construcción de un salón ya que alumnos de cuarto y sexto año recibían clases bajo un árbol ubicado a un costado de los sanitarios; en ese entonces la USEBEQ apoyó con la colocación de dicha aula prefabricada.

La directora aseguró que se ha solicitado el apoyo de la USEBEQ para la construcción de una nueva aula pero la respuesta ha sido negativa ya que las autoridades educativas han asegurado que el salón se encuentra en buen estado.

Fabiola Villanueva, madre de familia, afirmó que los padres también han acudido a la USEBEQ para pedir una nueva aula y la respuesta es la misma, pero “este salón para el sector educativo no representa un riesgo para los estudiantes”, consideró y aseguró que insistirán para que se logre gestionar la construcción de esta nueva aula.

Son 224 alumnos los que actualmente se atienden en esta escuela y se prevé que la matrícula pueda crecer para el siguiente ciclo escolar.