Piden regular estaciones de servicio

08/02/2013
12:04
-A +A

La falta de regulación en el sector gasolinero ha provocado que el número de estaciones de servicio en el estado se haya incrementado en los últimos años sin una justificación técnica o de mercado, advirtió Patricia Jurado Maycotte, presidenta de la Asociación de Empresarios Gasolineros del Estado de Querétaro (AEGA).

Indicó que actualmente hay lugares en donde se ubican hasta dos o tres gasolineras a menos de cien metros entre sí, cerca de escuelas o zonas que no debieran permitirse.

“Ha sido demasiado el número de estaciones de servicio. Incluso hay algunas pegadas pared con pared, así que no hay un control de mercado”, expuso.

Jurado Maycotte aseguró que no hay una demanda de transporte que realmente justifique el aumento de estaciones y su ubicación, por lo que se deben tomar las medidas pertinentes para regular el mercado.

En el país hay 10 mil 350 estaciones de servicio, de las cuales 177 están ubicadas en Querétaro, de acuerdo con información de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La mayor concentración de gasolineras se encuentra en los municipios de Querétaro, San Juan del Río, Corregidora y El Marqués.

En los últimos seis años, el número de gasolineras a nivel nacional se ha duplicado, según cifras de la industria.

La presidenta de la AEGA consideró que otro aspecto relevante es la distribución de las estaciones, ya que hay puntos en donde no hay suficiente servicio y, por el contrario, hay zonas —como el área conurbada de la capital— donde hay una importante concentración de gasolineras.

“Ahora hay otro tema que es muy delicado, que es: ¿de dónde sale tanto dinero? Porque una estación de servicio de verdad es cara, hasta para operarla”, aseguró la presidenta de la Asociación de Empresarios Gasolineros del Estado de Querétaro.

De acuerdo con Jurado, el costo de instalar una gasolinera con cuatro o seis dispensarios, asciende a unos 400 mil pesos de estudios previos, y una inversión total —sin tomar en consideración el terreno— de aproximadamente 12 millones de pesos.

Además, detalló, es necesaria la autorización de Protección Civil, la Secretaría de Desarrollo Urbano, y de las autoridades municipal, estatal o federal de Tránsito, de acuerdo dónde se ubique la estación de servicio.

Se requiere de un análisis de impacto ambiental, avalado por las autoridades de Ecología y Medio Ambiente y un estudio de imagen urbanística.

Una vez acreditados todos los requisitos, se debe acudir con las autoridades de Pemex para solicitar el aval de la paraestatal.

La empresaria agregó que frente a los costos de apertura y operación, en ocasiones la estación de servicio no es propiamente el mejor negocio, sino ubicar locales comerciales a su alrededor que puedan rentarse.

Ante esta situación, consideró que es fundamental establecer reglas claras para la apertura de estaciones de servicio.