Se encuentra usted aquí

Toda una tradición de los Padilla

06/12/2012
12:57
-A +A

Llega la noche e inicia la historia más bella… Es la casa de la familia Padilla. Desde hace 43 años se recrea el nacimiento del niño Jesús. Con 50 metros cuadrados de extensión y más de mil piezas, les toma 15 días para montarlo, sin embargo, el mensaje es el mismo.

Don Alejandro Padilla inició con esta tradición familiar, recordando que todo empezó con una versión muy pequeña del Misterio, misma que con los años fue creciendo. El ahora jefe de familia aseguró que “un año, un arbolito, otro año, unos borreguitos, pastores y así, a lo largo del tiempo se han ido acumulando hasta llegar a la versión que es ahora después de estos 43 años”.

Recrear el nacimiento del niño Jesús tiene un objetivo para la familia Padilla. “Que nuestro pensamiento y sentimiento se enfoque a ese gran acontecimiento de amor, a ese hecho de que Dios se haya hecho hombre. Una alianza de amor con la humanidad”.

La idea surge desde que él era pequeño, pues sus padres ponían un nacimiento y lo involucraban con la instalación, lo que despertó el gusto e interés en él. De ahí continuó con ese legado para sus hijos.

“Había mucho entusiasmo para ayudarnos para también involucrarse a trabajar en el nacimiento, entonces para mis hijos, digamos que crecieron siempre tomando en cuenta el nacimiento que se pone específicamente con la intención de centrar más la atención en lo que realmente se celebra en Navidad”, mencionó Alejandro.

Para la esposa de don Alejandro, seguir con esta tradición es “una forma de unir a la familia, porque ya no sólo sus hijos se involucran sino también sus nietos”.

“Ver a mi marido, que le gusta, sobre todo su tradición y ver a mis hijos y esperar que algún día ellos, que ya ahorita ponen su nacimiento en su casa, después mis nietos lo hagan y se vuelva una tradición familiar”, explicó Oliva.

“Yo veía la cara de mis hijos y le gustaba que vinieran amiguitos y después venían toda la escuela y ahora mis nietos”, relató la esposa de don Alejandro.

Pero no son los únicos, ya que cientos de visitantes llegan para adorar al pequeño niño Jesús.

Visitantes frecuentes

El año pasado lo visitaron 500 personas y tan sólo el primer día de este mes, poco más de 30 personas acudieron a presenciar la narración de los pasajes bíblicos.

Para la familia Padilla compartir el nacimiento del niño Jesús es una invitación a reflexionar en nuestro interior.

“Desear que este montaje que estamos celebrando contribuya en nosotros en que realmente procuremos que haya un nacimiento de Jesús interno en cada uno de nosotros que nos haga reflexionar sobre la vida”, mencionó Alejandro.

El enorme misterio estará montado hasta el 7 de enero del próximo año, en calle Salto del Agua número 104, colonia Carretas y se podrá visitar de noche.