Aumenta violencia contra centroamericanos en la entidad

Los migrantes deciden no denunciar debido a la falta de confianza en las autoridades mexicanas.
Estancia del Migrante, González y Martínez, Inmigrantes, Centroamericanos, Violencia, GMSI, Colón, Ferromex
Foto: ARCHIVO. EL UNIVERSAL
06/09/2017
06:47
Paulina Rosales
-A +A

En lo que va del año, la Estancia del Migrante González y Martínez ha atendido a cinco migrantes agredidos durante su traslado en la zona metropolitana de Querétaro, informó Martín Martínez Ríos, fundador de dicho organismo, quien advirtió el incremento de violencia ejercida contra este sector en Hércules, La Cañada y Santa María Magdalena.

De acuerdo con Martínez Ríos las agresiones son cometidas en varios niveles: por parte de guardias de seguridad de empresas privadas contratadas por las compañías ferroviarias, como el Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI); de pandillas locales; e incluso la población civil.

“Estamos descubriendo que muchos migrantes ya no llegan a la ciudad. El punto de llegada es Viborillas (Colón) y toman el (tren) que va a San Luis (Potosí) porque se dan cuenta que en Querétaro hay mucha violencia, agresiones físicas y verbales, robos en su contra, por parte de cuerpos de seguridad que contrata la empresa Ferromex”, explicó.

Aseguró que pese a las agresiones, los migrantes deciden no denunciar debido a la falta de confianza en las autoridades mexicanas.

Reveló que en los últimos tres años, se han interpuesto cuatro denuncias ante la Fiscalía General por agresiones ocurridas en el municipio de Tequisquiapan y una en Colón, la cual se derivó de la violencia ejercida en contra de voluntarios de la estancia.

Pese a que se abrió una carpeta de investigación, la Fiscalía General determinó no darle seguimiento después de un año porque los hechos ocurrieron en las inmediaciones de El Marqués.

Ley del Migrante con lagunas jurídicas. Martínez Ríos advirtió que pese a las agresiones registradas en contra de los voluntarios, la ley de Atención y Apoyo al Migrante y Personas Sujetas de Protección Internacional del estado, no contempla acciones para protegerlos, pues no se hace hincapié en la figura de los defensores o activistas, además de que no existe claridad en el tipo de migraciones que se atenderá con este marco jurídico.

“Creo que no van a suceder grandes cosas, porque esta ley tiene grandes lagunas. No hay una aclaración específica, borra y anula completamente al defensor, entonces nosotros los defensores de los migrantes ¿dónde quedamos? La ley no nos va a proteger”, dijo.

Buscará que estas observaciones se incluyan en la ley, cuando sea turnada a la Comisión de Asuntos Municipales y del Migrante.

Comentarios