Peligran tres zonas naturales protegidas en Querétaro

06/08/2015
01:15
-A +A

El Cerro de las Campanas y una zona de reserva forestal en San Ildefonso también peligran, al igual que el Parque Nacional El Cimatario (Panec), pues la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) también propuso quitarles la protección, afirmó María del Carmen Siurob, directora del Panec.

En entrevista, la también ambientalista señaló que la Conanp no está viendo la importancia que tienen las áreas cercanas a las zonas urbanas como sitios para despertar el interés de la población para proteger las reservas naturales.

“Se pretende dedicar a grandes áreas que están alejadas de los centros de población, aunque estén inmersos de centros de población, entonces cada vez que crezcan los mismos ellos van a ir dejando superficie”, indicó María del Carmen Siurob.

Recalcó que estas zonas de preservación son de índole nacional, no sólo de los estados y municipios, y la rectoría que tiene la nación sobre las mismas no se debe perder, pues claudicar ante una propuesta como es Peña Colorada es demostrar que lo que le interesa a la Conanp son “trabajos cómodos, alejados de cualquier conflicto, en donde pueden mostrar que va a un espíritu conservacionista”.

Asimismo, comentó que las áreas naturales protegidas cercanas a las ciudades, como El Cimatario, tienen la finalidad de garantizar la calidad de vida de la población queretana, así como favorecer la preservación de los recursos naturales, para mejores formas de convivencia entre el ser humano y el medio ambiente.

Agregó, que además de El Cimatario peligran una zona de recursos forestales que está en Amealco, en San Ildefonso, con el argumento de que no ha sido protegida, a pesar de que la promulgaron en la década de los cuarenta del siglo pasado.

Asimismo, explicó que en el país son 30 zonas a las que se les quiere quitar el decreto, de las cuales tres están en Querétaro, incluido el Parque Nacional Cerro de las Campanas, que obtuvo ese reconocimiento en 1931.

“Por no comprenderse qué eran las zonas de reserva, estuvieron siendo usadas para dotar de zonas habitacionales, o para colegios y escuelas, les dieron esta superficie. De las 58 hectáreas, nada más quedan 6.5 que es un parque municipal, y ese sí, obviamente se tiene que derogar”, añadió la directora del Parque Nacional El Cimatario. Explicó que en el Panec se tienen más de 250 especies vegetales y animales, algunas de ellas en peligro de extinción y endémicas.

“De reptiles tenemos siete, de mamíferos son ocho, de aves tenemos cinco, y poseemos una anfibia, que es única en el mundo, y un espécimen, la tuza queretana, que es el único reservorio que queda de esa especie”, enfatizó.

Acotó que no se tienen contabilizados los números de ejemplares de la tuza queretana, pues la institución que está llevando a cabo ese estudio es la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Puntualizó que los grupos ambientalistas están recabando firmas, que escriben directamente al presidente Enrique Peña Nieto, además de que hoy realizarán un posicionamiento público.