Demandan servicios básicos

Metrópoli 06/03/2013 03:04 Actualizada 08:22

Con grandes carencias que no han sido resueltas por parte del gobierno municipal viven más de 50 familias de la colonia Ampliación La Marquesa. Los habitantes denuncian no contar con drenaje, agua potable, electricidad o alumbrado público, por lo que con el paso de los años las carencias se acentúan.

En casas de maderas, lámina de cartón o en algunas otras que tienen lámina metálica y ladrillo, sus moradores sufren las inclemencias del tiempo.

Ante la falta de agua potable los habitantes tienen que comprarla en las pipas que llegan, por cada tambo de 200 litros deben pagar 14 pesos y es un gasto que efectúan por lo menos dos veces por semana, narró Jaqueline Ramírez Serrano.

“Aquí nos vendieron a nosotros, supuestamente el que era el dueño. Llegamos hace dos años y poco a poco le hemos hecho arreglos a la casa, ahorita ya la ve de tabique, pero era de cartón, madera y lámina. El frío se nos mete por todos lados pues aún no tenemos dinero para el techo o el piso, pero al menos las paredes ya están firmes”, dijo.

Con cuatro de familia y sin contar con una estufa de gas, un fogón al aire libre es el que hace los menesteres para la cocina. Ramírez Serrano dijo que su esposo, acaba de conseguir trabajo en una obra, pero este ingreso no es fijo por lo que las carencias son muy grandes.

 

A la colonia Ampliación La Marquesa se ubica en la zona habitacional al norponiente de la ciudad, donde la zona más cercana es San José el Alto.

Cerca del lugar, en la colonia Las Margaritas más de 450 familia se surten de agua a través de una manguera conectada a una toma comunal, sin drenaje, alumbrado público y sin gas, siguen esperando los recursos que el municipio les ha proporcionado y los cuales dicen que algunas personas han acaparado.

María Rodríguez, madre de tres niños dice que tiene que cocinar con leña pues los camiones de gas no pueden acceder a la zona en la que viven por lo accidentado del terreno, el agua potable le llega con una presión mínima y la junta de vecinos liderada por dos habitantes le exige el pago de 160 pesos al mes para no desconectarles la toma.

Dispuesto a regularizarse

Esther Camargo Sandoval vive en un predio de El Marqués y carece de los servicios básicos.

Su terreno está ubicado a tres kilómetros del Eco Centro Expositor y no cuenta con servicios, aseguró que si El Marqués se compromete a instalar los servicios ella pagará lo que corresponde por predial.