Reconocen la calidad del ganado lechero del estado

Metrópoli 05/12/2015 02:41 Actualizada 05:37

Durante la celebración de la Feria Internacional Ganadera, que festeja su 80 aniversario, se llevó a cabo el concurso de becerras de la raza lechera Jersey. Donde el rancho La Hondonada, de Manuel Zorrilla Fernández, nuevamente se llevó el título de Campeona Becerra y Campeona Becerra Reservada, durante el primer día de juzgamientos de ganado.

“Es un orgullo que el trabajo que se está haciendo en Querétaro, está siendo reflejado y reconocido por gente del extranjero, como el juez argentino que tuvo a su cargo este juicio”, declaró Manuel Zorrilla.

Este ganadero tiene una trayectoria de 20 años produciendo ganado Jersey en su rancho La Hondonada, localizado en Ajuchitlán, en Colón, y ha participado desde 1996 en la feria que es un referente a nivel nacional, y con una calidad de jueces internacionales, pues sólo asisten aquellos que participan en certámenes internacionales, pues se busca que en el país se evalúe a los mejores animales, lo que da como resultado una mejor genética.

“Participar en la Feria Ganadera de Querétaro es un gran orgullo, porque es la feria de ganado lechero número uno en el país”, agregó Zorrilla Fernández, ya que además de mostrar los avances en la calidad genética, es un foro importante para que los ganaderos vendan sus pies de crías.

Zorrilla no sólo ha destacado por su participación en este evento, sino por ser uno de los que cuenta con mejores crías en su rancho.

Tuvo en su poder la vaca que tiene más campeonatos a nivel nacional, con 13 campeonatos, sin embargo, este animal ya murió, pero varias de sus hijas siguen ganando premios y ha logrado campeonatos a nivel nacional e internacional en Canadá en 2004, lo que demuestra que la calidad de ganado que hay en el estado es de las mejores.

Agregó que participar en la feria también es un gran esfuerzo por traer el ganado, lo que significa mucho cuidado de los trabajadores que le apoyan y es el resultado de dedicarse día y noche al cuidado del ganado, de conocer y saber hacia dónde van las líneas genéticas a nivel mundial, de lo primero que hay en Estados Unidos y Canadá.

Cada año son decenas de vacas las que se llevan al centro expositor, donde además se puede ver a sus cuidadores de tiempo completo dándoles de comer, ordeñándolas y bañándolas y prepararlas estéticamente.