Ubica PGJ demandas en contra de policías

Metrópoli 05/08/2014 00:01 Actualizada 03:30

La capital del estado, considerando su zona metropolitana que comprende los municipios de El Marqués y Corregidora, además del municipio de San Juan del Río, son demarcaciones en donde existe un mayor número de demandas penales en contra de elementos de Seguridad Pública municipal ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Querétaro , reconoció el titular de la dependencia Arsenio Durán Becerra.

El procurador reconoció que al interior de la PGJ existe un cúmulo de demandas en contra de agentes municipales, interpuestas por ciudadanos principalmente, refiriendo “excesos” en la manera de ostentar el cargo encomendado. Las demandas penales en contra de los uniformados, enfatizó Durán Becerra, provienen de diversas localidades, aunque no supo referir el número exacto.

En ese contexto, Duran Becerra confirmó no obstante que por el número de habitantes y por consecuencia, el número de policías, la capital del estado y su zona metropolitana, además de San Juan del Río, son las localidades en donde se concentran los reclamos por una deficiente atención ciudadana de parte de los efectivos policiacos.

“Si tenemos un cúmulo de averiguaciones en ese sentido. Las inician los propios ciudadanos por diferentes motivos. Estamos hablando de algún maltrato, de algún exceso de autoridad. Lo que nosotros garantizamos es que cada denuncia siga su cauce normal y en el momento que existen elementos para proceder en contra de algún presunto responsable, actuamos en consecuencia”, garantizó el procurador estatal.

Cabe recordar que en el municipio de San Juan del Río, durante el mes de mayo del año pasado, dos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal agredieron a Adolfo Otón González Miranda, de 54 años de edad. La persona se encontraba en estado de ebriedad cuando fue agredido por los municipales, en la comunidad de Cerro Gordo.

Los familiares de la víctima, acompañados por testigos presenciales, denunciaron ante la PGJ la golpiza que sufrió Adolfo Otón. Los testigos explicaron, en su que pudieron “con claridad” presenciar el abuso policiaco. Indicaron la manera en cómo una de patrulla de la SSPM, en la cual iban varios uniformados, sólo dos de ellos se abalanzaron hacia Otón lo golpearon severamente, quien por su estado de ebriedad no pudo defenderse.