CNCH amplía su padrón de beneficiarios

05/04/2014
12:02
-A +A

Este viernes arrancó en San Juan del Río la segunda etapa de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, con el propósito de incorporar a cerca de 3 mil familias a este esquema de apoyo social.

A partir de este mes, se aplican cerca de 7 mil encuestas a familias de San Juan del Río con el objetivo de incorporar al esquema federal a aquellos grupos que registren mayores carencias, como parte de la estrategia nacional para abatir la pobreza extrema.

El delegado estatal de la Secretaría de Desarrollo Social Manuel Pozo Cabrera detalló que todas las encuestas se aplicarán específicamente en las zonas más marginadas de San Juan del Río, incluidas todas sus colonias y sus comunidades.

“Estaremos recorriendo más de 250 localidades para aplicar las encuestas directamente en las viviendas para que se puedan inscribir en el programa “Oportunidades Sin Hambre”, dijo Pozo.

Actualmente, en San Juan del Río se beneficia a 10 mil 655 familias con la Cruzada antihambre, equivalente a más de 30 mil personas, que propiamente reciben el apoyo de Oportunidades en sus tres vertientes. Mediante la Cruzada Sin Hambre, el esquema de apoyo alimentario se ha subdividido en “Oportunidades” y “Oportunidades Sin Hambre”, así como el Programa de Apoyo Alimentario.

El delegado de Sedesol explicó que en esta segunda etapa de la cruzada nacional contra el Hambre se busca también apoyar a las mujeres que son el pilar económico de sus hogares.

“Lo que pretendemos con este programa es allanar un poco el camino en dirección a una mejor calidad de vida” dijo.

Agregó que mediante la Cruzada Nacional se puso en marcha desde el año pasado el programa oportunidades Sin Hambre, que en el estado beneficia actualmente a más de 8 mil familias entre los municipios de Querétaro y San Juan del Río.

Recordó que para este año otros 5 municipios queretanos se han incorporado a la Cruzada Nacional, siendo Amealco y El Marqués parte de los beneficiados.

La Cruzada Nacional Contra el Hambre busca erradicar la carencia de servicios y derechos sociales de los que en la actualidad están privados diversos grupos de la sociedad, como es el caso del acceso a la salud a la educación y a una alimentación de calidad.

En la jornada participaron representantes del programa Soluciones, del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos y de la Secretaría de Desarrollo Social, entre algunos otros.