Se deslinda SSP de aborto de policía

Metrópoli 05/03/2013 01:56 Actualizada 08:32

El secretario de Seguridad Pública de San Juan del Río, Raúl Rosales, se deslindó sobre cualquier responsabilidad ante el estado de salud de la mujer policía Delia Lozano Soriano, quien recientemente denunció haber abortado a causa de una intensa actividad física a la que aseguró que fue sometida en la corporación

Al respecto, Rosales descartó que el jefe de Profesionalización, Ricardo Sevilla, sea responsable de la afectación a la oficial, quien, dijo, es responsable de haber permitido que se le sometiera a intensa actividad física.

El secretario de Seguridad Pública agregó que se investiga el caso, pues advirtió que pudo haber mentido respecto a su embarazo. “La señorita, con toda la dañada intención, hizo ejercicio. Según las versiones que hemos recabado, en ningún momento lo hizo del conocimiento del comandante. Y además, estamos investigando que existe la posibilidad de que no se trate de un embarazo y sea un quiste”, argumentó.

Descartó que se haya obligado a la mujer policía a realizar actividades físicas de intensidad.

Por su parte, la afectada detalló haber sido obligada a correr por canchas deportivas como parte de los ejercicios a toda la corporación.

“Ella es responsable de sus actos, si no valoró su situación (el embarazo) tendrá que asumir su responsabilidad. No podemos culpar a otra gente por cuestiones personales”, insistió el secretario de Seguridad, tras descartar alguna sanción al jefe de Profesionalización, quien está a cargo de las actividades de preparación física de los uniformados.

Delia Lozano ha asegurado que contaba con dos meses de embarazo al momento en que le fue practicado el aborto.

Un día antes de que fuera sometida a los ejercicios que presume que le causaron la pérdida de su hijo había tenido un sangrado que no fue considerado de gravedad por el médico que brinda el servicio al municipio.